Alejandra es una joven cubana que quiere tener un hijo. Ella cuenta con lo más importante: el amor de su pareja, Gabriela; un buen trabajo y una casa propia donde vivir en familia.

Once versiones del mismo documento ha acumulado la sexóloga Mariela Castro en los últimos meses y podría tener varias más antes de su presentación a todas las comisiones permanentes del parlamento cubano, a mediados de este año.

Un Código de ética que establece el respeto a la diversidad en el desempeño profesional de los especialistas de la sexología en Cuba entró en vigor este año, informa la revista cubana Sexología y Sociedad.

Mientras la diversidad sexual se abre cada vez mayores espacios en el mundo de hoy, aumentan también los esfuerzos de las corrientes más conservadoras y fundamentalistas por cerrarle el paso a lo que parece convertirse en la gran reivindicación del siglo XXI.

Información adicional