Las familias debieran ser verdaderos espacios de apoyo e inclusión para las personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales) y las sociedades debieran reconocer todos los tipos de familias, incluidas toda las variantes que forman integrantes de esa comunidad, insistieron en La Habana activistas por la diversidad sexual e identidad de género.

"Las familias tienen el poder de cambiar la sociedad, de abogar por sus hijos e hijas", dijo la mexicana Mónica Núñez, del Consejo de la Asociación Internacional de Familias por la Diversidad Sexual y madre de niña trans, durante un panel abierto al público en la sala del cine La Rampa, el sábado 10 de mayo, como parte de la VII Jornada Cubana contra la Homofobia.

Las transformaciones legislativas y culturales definen el trabajo de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales en Cuba, bajo el impulso del gubernamental Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), declaró su directora Mariela Castro.

Con un Código de Trabajo, aprobado en 2013, que prohíbe la discriminación por orientación sexual e identidad de género en el espacio laboral, el país se pone en posición de avanzada en cuanto a derechos laborales de estas poblaciones, aseguró la sexóloga en la Conferencia de Prensa de la VII Jornada Cubana contra la Homofobia, prevista del 6 al 17 de mayo en el país.

El acoso moral y psicológico en el espacio laboral estremece la vida de personas homosexuales y transgénero en Cuba y, aunque la ausencia de estadísticas invisibiliza el fenómeno, la existencia de casos aún por resolver evidencia silencios y zonas de desamparo que perviven en esta isla del Caribe.

Construir un liderazgo colectivo que les permita avanzar en sus derechos sexuales y ciudadanos convoca a mujeres lesbianas en Cuba. El cambio personal y grupal aparece entre los primeros puntos de una agenda para el cambio.

"Yo creo que el liderazgo en la mujer lesbiana estuvo, años atrás, un poco muerto. La lesbiana se aísla socialmente por temor a los comentarios y los prejuicios, prefiere pasar inadvertida. Esa es una característica nuestra y no lo podemos negar", comenta Idalia Rivero Alarcón a SEMlac.

Información adicional