La omisión de la identidad de género entre las causas por las que se prohíbe la discriminación en el nuevo Código del Trabajo de Cuba provoca enérgicas denuncias de colectivos y activistas a favor de los derechos de personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales) en la isla caribeña.

Pese a que resulta la primera ley cubana en condenar la discriminación por orientación sexual y sustituir los añejos términos "sexo" y "raza" por "género" y "color de la piel", aún queda pendiente la mención a grupos tradicionalmente vulnerados en el ámbito laboral.

De arcoíris se vistió Bayamo, municipio cabecera de la oriental provincia de Granma, a más de 700 kilómetros de La Habana, en el día mundial de lucha contra la homofobia y la transfobia, el pasado 17 de mayo.

Una verdadera fiesta a favor de la emancipación humana y la inclusión social contagió a los habitantes de esa ciudad. A paso de conga, se sumaron vecinos y vecinas de diferentes edades junto a activistas de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales), gritando a viva voz frases en contra de la homofobia y a favor de los derechos humanos y sexuales.

La creación de alianzas entre la diversidad de personas que integran los grupos trans en Cuba ha sido uno de los avances esenciales en la lucha por la libre expresión de la diversidad sexual e identidad de género.

Así lo reconocieron activistas de esa red social en Bayamo, ciudad capital de la oriental provincia de Granma, a más de 740 kilómetros de La Habana, durante uno de los talleres realizados como parte de la VII Jornada contra la Homofobia y la Transfobia.

La cubana Myrna Padrón está convencida, a sus 50 años, de que nunca dejará de pagar el precio por asumir a la luz del día que ama a otra mujer.

"Soy abuela y ahora me estoy viendo dentro de otro clóset. Siempre tengo el temor de qué van a pensar en la guardería de mi nieta, cuál será el momento y la manera adecuada para que conozcan que soy lesbiana y activista, cómo tratarán a la niña cuando lo sepan", confiesa Padrón, en diálogo con SEMlac.

Información adicional