Jóvenes cubanos consolidan un espacio de transformación comunitaria y personal desde una red social que, luego de tres años de trabajo, les aporta cambios y beneficios a sus vidas.

"Somos un grupo muy heterogéneo e inclusivo, donde no importa ni la orientación sexual ni la identidad de género, la ocupación laboral o el lugar de residencia", dice a SEMlac Yamany Díaz Figueroa, coordinador de la Red de Jóvenes por la Salud y los Derechos Sexuales.

Ser homosexual condiciona la exclusión social y el acceso al empleo fuera de las ciudades, sostuvo el investigador Víctor Hugo Pérez Gallo en un panel teórico sobre masculinidades celebrado en La Habana, durante la VII Jornada Cubana contra la Homofobia.

El integrante del grupo interdisciplinario "Desarrollo humano e Integración", de la Universidad de Moa, a casi 1.000 kilómetros de la capital, expuso en el encuentro del pasado 12 de mayo conclusiones de estudios en temas de género, masculinidades y derechos sexuales realizados en zonas rurales y costeras durante el último lustro.

La propuesta de un mundo sin mujeres, hombres, homosexuales, lesbianas, transgéneros o cualquier otra clasificación de identidad género-erótica es uno de los más revolucionarios aportes de la teoría queer, sobre la que debatieron especialistas y público durante la jornada Universo Avellaneda, celebrada en la capital cubana los días 17 y 18 de marzo.

Instituciones gubernamentales cubanas y organizaciones sociales insisten en la educación sexual como mecanismo para el desarrollo. Según especialistas, la implementación de un programa nacional acorde a los tiempos que corren dará respuesta a problemáticas actuales y compromisos de la sociedad cubana.

"La educación de la sexualidad es uno de los recursos que nos permitirá avanzar en nuestros principios emancipadores", afirmó Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), durante el primer Taller Nacional del Programa Nacional de Educación y Salud Sexual (PRONESS), el 30 de enero.

Información adicional