Las mujeres lesbianas también sufren de violencia machista. Para Ángela Laksmi, el patriarcado castiga con saña a las lesbianas como mujeres y disidentes sexuales. Explotar su sexualidad en la pornografía, anular y castigar sus vínculos amorosos por la ausencia de un falo son algunas manifestaciones de violencia simbólica que sufre este grupo poblacional.

Activistas y personas trans en Cuba reclaman ser reconocidas como seres humanos plenos y disfrutar de su identidad y experiencias trans. "Todo lo que queremos es que nos acepten y reconozcan tal cual somos. Es muy difícil sobrevivir al estigma y la discriminación que muchas veces comienza en la casa, luego sigue en la escuela y permanece en la sociedad", opina Tropikana Caño Núñez, vicecoordinadora de la red nacional Trans Cuba.

En la emblemática calle Prado, en la capital cubana, una chica con un pulóver blanco y un letrero que reza "Mi pareja es trans masculino y soy muy feliz" sonríe mientras baila.
"Amo a las personas y este es un acto de amor. Todos somos seres humanos y eso es suficiente para que tengamos los mismos derechos", dice a SEMlac unos minutos después.

Detrás de la exclusión social que viven personas homosexuales, trans y bisexuales superviven el estigma y la discriminación, confirma un estudio cualitativo que indagó en la percepción de estas personas.

Página 1 de 40

Información adicional