La emigración ilegal en Cuba vuelve a despertar inquietudes cinematográficas en la ópera primera de la directora inglesa Lucy Mulloy. Una noche (2011), filme coproducido entre Gran Bretaña, Cuba y Estados Unidos, retoma desde el conflicto de los balseros[1], pero lo trasciende al mostrar problemáticas sensibles de la sociedad cubana actual. El amor homosexual, la violencia de género, el sexo transaccional, la ilegalidad, la marginalidad, el mercado ilegal y la incomunicación familiar son algunos de los aspectos que expone la obra, centrada en tres jóvenes que viven en condiciones de pobreza dentro de familias disfuncionales y por distintos motivos se ven precisados a emigrar hacia Estados Unidos en una balsa confeccionada por ellos mismos.

La inclusión de un romance lésbico en el clip "Ser de sol", del dúo Buena Fe, reconocida agrupación musical cubana, ha reavivado el debate sobre la homosexualidad, su representación audiovisual y la censura televisiva en la isla.

La diversidad sexual resulta un tema frecuente en documentales cubanos contemporáneos. La directora Lizette Vila, coordinadora del Proyecto Palomas, se ha ocupado sistemáticamente del tratamiento de estos temas. El más reciente de sus documentales que aborda la temática Ni preguntas...ni respuestas...es la vida, nos acerca a las familias de personas transgéneros.

Hace 200 años, la suiza Enriqueta Favez se adelantó a los tiempos modernos: se hizo médica y cirujana, viajó por el mundo, atendió a pacientes de todas las razas y, por si fuera poco, se casó con otra mujer. Esa transgresora historia es recogida en el libro Por andar vestida de hombre, del profesor Julio César González Pagés, que acaba de aparecer en papel.

Presentado el 14 de junio en La Habana, este nuevo volumen recoge novedades que no aparecieron en su antecesora edición digital (2009), entre ellas, la imagen del rostro de Favez, reconstruida en 2009 por la Sección de Identificación de Personas, de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

Información adicional