Mónica y Elizabeth son dos jóvenes cubanas que defienden su amor por sobre intolerancias y discriminaciones homofóbicas. Aunque las uniones entre personas de un mismo sexo no se han legalizado en el país, en 2007 ellas decidieron unirse en un matrimonio simbólico, celebrado en el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), primera institución en acoger una iniciativa de este tipo.

No pocas reflexiones y alguna polémica ha empezado a suscitar en el público cubano la historia de una mujer lesbiana quien, junto a otros personajes, protagoniza un programa estelar que, tres veces a la semana, se difunde por un canal nacional a todo el país.

Narrar la diversidad sexual humana parece ser una de las obsesiones de la literatura contemporánea en Cuba. Tras un período, en el cual la tolerancia y la homofobia centraron el abordaje de conflictos homoeróticos, el panorama ha evolucionado hacia un tratamiento antidiscriminatorio e imaginativo de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales).

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Si bien en los medios de comunicación cubanos no es usual encontrar representaciones de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y travestis (LGBT), Internet se ha convertido en espacio favorable para visibilizar y reivindicar la multiplicidad de orientaciones sexuales que existen en la isla.

Información adicional