Helen Hernández Hormilla

Helen Hernández Hormilla

hormilla@gmail.com

Apenas cae la noche, la sala de Odalys Rodríguez Zamora pierde la tranquilidad habitual y se va llenando de mujeres que comparten anécdotas, preocupaciones y conocimientos en uno de los Grupos de Ayuda Mutua (GAM) que impulsa el área de Género del Centro Cristiano de Servicio y Capacitación "Bartolomé G. Lavastida" (CCSC- BG Lavastida), en Santiago de Cuba, a 862 kilómetros de La Habana.

Desde 2008, la institución ecuménica favorece en esta provincia oriental esa metodología de colaboración colectiva para superar conflictos de violencia intrafamiliar y de género, además de mejorar la autoestima femenina y sensibilizar a sus asistentes con la transformación de pensamientos y prácticas machistas.

Las personas no heterosexuales apenas aparecen en la prensa local de Santiago de Cuba, provincia oriental a 862 kilómetros de La Habana, según constató una investigación de la comunicadora María de las Mercedes Rodríguez Puzo, realizada en 2014.

El estudio exploratorio de los cuatro principales medios del territorio oriental (la emisora CMKC Radio Revolución, el telecentro Tele Turquino, la emisora municipal CMKW Radio Mambí y el periódico Sierra Maestra) muestra poco más de una decena de trabajos periodísticos publicados el pasado año, la mayor parte sin rigor investigativo.

Lunes, 20 Abril 2015 15:13

Women and economic violence

Whenever money and/or material goods are used to blackmail, abuse or coerce women, economic violence comes into play.
"This is one of the most common male-chauvinistic behaviors," said economist Teresa Lara.

She highlighted the fact that these acts often involve physical and psychological abuse, because they are based on unequal power relations between men and women.

Cuando se utilizan las finanzas y bienes materiales como medio de chantaje, abuso o coacción contra las mujeres, debido a la posición subordinada que históricamente ellas han tenido dentro de las familias, se ejerce violencia económica, una de las formas más comunes pero solapadas de la agresividad machista.

El poder monetario que la sociedad otorga a los hombres como proveedores por excelencia es utilizado frecuentemente como un mecanismo de control hacia sus parejas, explicó la economista Teresa Lara durante una conferencia convocada por el autónomo proyecto cultural Circuito Líquido, en la Editorial de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas.

La falta de directoras que hace solo unos años marcaba el panorama audiovisual cubano, va dejando de ser ya una tendencia. Ellas aportan, además, nuevas miradas temáticas y estilísticas a un cine de hegemonía androcéntrica, avistan especialistas del tema.

Basta revisar los catálogos de la Muestra Joven ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos) para advertir el crecimiento por años de nombres femeninos creando obras de ficción, documentales y animación, al tiempo que confluyen como fotógrafas, productoras, sonidistas, editoras y guionistas.

Los aportes del feminismo a los estudios literarios fueron el sello con que la escritora cubana Mirta Yáñez realizó su entrada a la Academia Cubana de la Lengua, en acto celebrado el pasado 30 de marzo en el Colegio San Jerónimo de La Habana.

Su discurso de ingreso, sobre el personaje femenino en la literatura romántica latinoamericana, defendió con maestría el análisis desde las ideologías de género para desentrañar los recursos simbólicos de la dominación patriarcal en las letras canónicas de la región.

La ausencia de protocolos efectivos para el trabajo con víctimas y victimarios de violencia sexual en Cuba preocupa a especialistas que aún perciben dificultades entre las instituciones encargadas de dar respuesta a este tipo de delitos.

Panelistas de la reunión científica bimensual de la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (Socumes) reconocieron que el abuso sexual sigue siendo un tema poco visible en el país, donde faltan investigaciones al respecto y no existen estrategias para dar seguimiento a las víctimas y sus agresores.

Superando paso a paso las hostilidades de una sociedad en su mayoría homo y lesbofóbica, las cubanas Olimpia Díaz Borges y Liana López Filpo cimientan su proyecto de familia como lesbianas.

Cuando se enamoraron, cada una tenía una hija cuya educación, responsabilidad y afecto compartieron de inmediato, hace ya siete años.

"Siempre tuve el apoyo de mi familia y eso fue importante para educar a mi hija y transmitirle valores, para que comprendiera que las personas valen por sus sentimientos y no por lo que piensen los demás", defendió a SEMlac Díaz Borges, también activista por los derechos sexuales en la provincia central de Cienfuegos, a unos 300 kilómetros de La Habana.

Using a categorical phrase, Cuban writer Laidi Fernández summarizes social indifference to women who are violence victims.

Her work Naderías de hoy (Silly Little Things of Today) was granted the first prize at the 8th International Dinosaur Short Story Contest in 2014.

She is one of the most outstanding contemporary Cuban writers who are deeply involved in the struggle for women's rights on the island.

Lunes, 23 Marzo 2015 14:52

Secretaries for empowerment

Despite their vital role in most companies, secretaries continue to be underestimated.

Participants in a workshop on secretarial services in the 21st century, which was held last March 30 at the National Hotel in Havana, highlighted the need to strengthen their work under the economic reform process that has been promoted by President Raúl Castro since 2008.

Información adicional