Activismo también es educar por la aceptación

[16-05-2017]
Activistas y personas LGBTIQ han tomado las calles con la celebración de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia en los últimos 10 años. Foto SEMlac Cuba Activistas y personas LGBTIQ han tomado las calles con la celebración de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia en los últimos 10 años. Foto SEMlac Cuba

Educar en el respeto a la diversidad y la plena inclusión de personas homosexuales y transgénero es un reto que asumen activistas e instituciones que luchan contra la homofobia en Cuba. "Cada vez más personas comprenden que la homosexualidad no es una enfermedad, en tanto las fobias sí lo son; que la homosexualidad no es peligrosa, en tanto la homofobia y la transfobia sí lo son", dijo Mariela Castro Espín el pasado sábado 13 de mayo en La Habana.

La directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) reconoció los resultados, aprendizajes y apoyos recibidos durante estos 10 años de Jornadas cubanas contra la homofobia celebrados en la isla desde 2007.
"Contamos con el trabajo de más de 3.000 activistas por la salud y los derechos sexuales que se han formado en todo el país", reconoció la diputada a la Asamblea Nacional de Poder Popular, órgano legislativo cubano.
Castro Espín intervino al finalizar la Conga contra la homofobia, popular pasacalle que da inicio a actividades culturales y de debate en el Pabellón Cuba, una institución cultural ubicada en una céntrica avenida, muy cerca del Malecón habanero.
Hasta el próximo año las acciones de esta "estrategia de transformación social" liderada por el Cenesex se centrarán en espacios educativos con el lema ¡Por escuelas sin homofobia, ni Transfobia! ¡Me incluyo!
Activistas de Argentina, Estados Unidos y Cuba compartieron experiencias sobre el bullying homofóbico en las escuelas, durante un panel de intercambio.
Ernesto Betancourt Oliva, integrante de la red Humanidad por la Diversidad (HxD), reconoció las garantías históricas del gobierno socialista cubano y los pasos recientes en el ámbito político y legislativo nacional.
"La Cuba de hoy no es el país de hace 40 años; hoy contamos con resultados y adelantos concretos. Pero no podemos callar ante la ocurrencia de bullying en las escuelas. Tenemos que apoyarnos y respaldarnos en las políticas que están trazadas por el gobierno y el Partido Comunista de Cuba (PCC)", dijo Betancourt Oliva.
El activista planteó "proponer al Ministerio de Educación implementar un proceso de acompañamiento a chicas y chicos trans para que no abandonen la escuela".
Pero antes de la solución es necesario reconocer el problema y para ello activistas y especialistas reclaman de la investigación social.
Visibilizar la magnitud del acoso homofóbico escolar depende mucho de la investigación. La doctora en Ciencias Pedagógicas Yohanka Rodney reconoció como reto de hoy contar con un estudio que aporte datos sobre la magnitud del acoso homofóbico en las escuelas.
Rodney insistió en la importancia de la sensibilización y el conocimiento como herramientas para que ley y práctica confluyan.
"Todo depende también de la formación, la sensibilización y la capacidad de los territorios y las escuelas para enfrentar estas situaciones", dijo la especialista.
El activista argentino Dario Árias sabe de las tensiones entre avances legales y discriminación social.
Durante el intercambio, Árias relató que en su país, a pesar de los adelantos legislativos en materia de diversidad sexual, hoy se vive un retroceso de 15 años con el gobierno de Mauricio Macri.
Ante estos retos, la feminista y diputada argentina Karina Nazabal destacó las potencialidades del activismo y su responsabilidad de acompañar a los colectivos en desventaja, con el apoyo a su inclusión en los espacios laborales y educativos.
"El activismo puede y debe intervenir en estos asuntos", dijo Nazabal.
En el panel también se presentó el trabajo del colectivo Sero Project, una organización que lucha frente a la criminalización de las personas que viven con VIH en Estados Unidos.
Durante el día se realizaron otras actividades habituales, como las celebraciones ecuménicas y de amor, la presentación de artistas trans y la Fiesta por la Diversidad.
La Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia tendrá su acto central el próximo 17 de mayo en Santa Clara, a más de 260 kilómetros de la capital, en el centro del país. El programa se extenderá hasta el 26 de mayo.

Visto 163 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional