Yuris Enriques Delgado es una joven ingeniera informática graduada de la Universidad de Camagüey, en el oriente del país. Actualmente trabaja como programadora en la Dirección Provincial de Cultura. Su historia ejemplifica la importancia de las redes de apoyo para enfrentar la violencia y la discriminación. 
“Quiero crecer cada día como profesional y como persona, aportar mi granito de arena para cambiar lo que debe ser cambiado. Tener mi propio espacio y vivir con mi pareja”, afirma Yuris.

La falta de un tratamiento y atención adecuados a diversas formas de violencia de género en los servicios de salud denotan también vulneración de los derechos sexuales, señaló la psiquiatra Ada Alfonso, durante un encuentro ente especialistas de ese sector y juristas. Entre las vulneraciones menos visibles están aquellas que viven las personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales), señaló la especialista del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), durante el "Taller de Formación de Competencia para la denuncia de vulneración de derechos sexuales en el sector de la salud", realizado el miércoles 22 de noviembre en la capital cubana.

El estado del activismo a favor de los derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) en Cuba y sus resultados requiere, para su análisis, que tengamos en cuenta la marcha del proceso de transformaciones económicas y sociales que tiene lugar en el país desde hace más de un lustro.

La educación basada en estereotipos culturales de género modela, durante la totalidad de su vida, a gran parte de los individuos, garantizando de esta manera que cada cual cumpla con “su destino”. Este consiste en vivir y realizarse en mundos contrapuestos. Sobre esta base crecen gran parte de las poblaciones condicionadas a asumir conductas pasivas y sumisas en las que reproducen los modelos, conductas y comportamientos sociales que responden al orden social, político y patriarcal dominante.

Información adicional