Burlas, insultos, amenazas y motes suelen ser las agresiones más frecuentes de la violencia escolar por homofobia y transfobia, aunque pueden darse también agresiones físicas y otras formas de maltrato, como el patrimonial e incluso el institucional.

Especialistas, artistas y activistas por los derechos de la población LGTBIQ (lesbianas, bisexuales, gays, trans, intersexuales y queers) apuestan por comunidades y escuelas libres de homofobia y transfobia en Cuba.

Superar el acoso escolar homofóbico es la aspiración de activistas e instituciones en Cuba, por lo que la plena inclusión escolar de sexualidades no heteronormativas centra los objetivos de la 11 Jornada Cubana contra la Homofobia y Transfobia.

Una carta destinada a la dirección de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y a la comunidad universitaria aboga por la plena inclusión de personas homosexuales y transgénero en los centros universitarios cubanos.

Información adicional