La proyección nocturna en la televisión de la polémica cinta estadounidense Brokeback Mountain sirvió de antesala a la celebración cubana del Día Mundial contra la Homofobia y la Transfobia, el pasado 17 de mayo.
La película, dirigida por Ang Lee, cuenta la relación amorosa entre dos hombres y fue parte de la oferta cinematográfica sobre diversidad sexual que acompañó la jornada contra la homofobia en la isla desde la televisión y algunas salas cinematográficas.
Aunque Cuba celebra esta fecha desde el pasado año, es la primera vez que el programa abarca toda una semana, que tuvo como colofón una jornada de debate en el Pabellón Cuba, céntrico recinto ferial de la capital cubana.

Él tiene una orientación sexual diferente, pero eso no tiene nada que ver, asegura un hombre, desde un spot televisivo reciente, tras enumerar todas las virtudes de un colega de trabajo. Seguidamente, el personaje interpela al televidente: ¿Para usted sí?

Transmitido en los horarios nocturnos del canal Cubavisión, con alcance nacional, este mensaje y otros de dibujos animados donde los personajes son los símbolos de lo femenino y lo masculino que se combinan para formar parejas del mismo sexo, han puesto el asunto de la aceptación a la diversidad sexual en los horarios estelares de la televisión cubana.

“Cuando lo vi por primera vez, creía que no había escuchado bien, pues estaba dando vueltas por la casa”, dijo a SEMlac Rolando Domínguez, un joven homosexual de 21 años, estudiante de arte.

Más que permitirles expresarse en algunos espacios, facilitarles servicios de atención, ayuda y orientación, tenderles una mano, las personas transexuales, bisexuales, homosexuales y travestis en esta isla del Caribe –y en muchas partes del mundo– abogan y necesitan ser aceptadas como son.
Así lo manifestaron la pasada semana, en La Habana, los asistentes al IV Congreso Cubano de Educación, Orientación y Terapia Sexual, médicos, especialistas y terapeutas que coinciden en reconocer avances en la materia en el país, aunque es largo y difícil el camino para conseguir la plena aceptación, en una sociedad de arraigada cultura machista, añadieron.

Por Dixie Edith

El proyecto de modificaciones para el Código de Familia en Cuba incluirá un articulado completo sobre identidad de género y derechos sexuales, dijo en La Habana Mariela Castro Espín, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).
“Tenemos la responsabilidad de eliminar todas las formas de discriminación en nuestras leyes y hay voluntad política para hacerlo”, aseguró la también Master en Sexología, durante una conferencia, en medio de los debates sobre diversidad cultural, del recién terminado Congreso Internacional de Cultura y Desarrollo.

Información adicional