Historias de vidas, opiniones de especialistas y experiencias familiares revelan avances y dificultades en la aceptación de la homosexualidad y la identidad transgénero en familias cubanas.
"¿Cómo responderle cuando me pregunte si los varones pueden enamorarse de otros varones? ¿Cómo ser clara con algo tan complejo como la identidad de género y el travestismo?", se pregunta Marianela Santos.

Activistas transgénero coinciden en que el amor propio y las relaciones humanas asertivas son fundamentales para el goce pleno de los derechos humanos y la lucha contra la discriminación en Cuba.

"El activismo no se trata solo de la exigencia de nuestros derechos, sino de establecer redes de amor y de cuidado entre nosotras", opina la socióloga colombiana Andrea García.

Luego de un mes de suspensión de la plataforma estatal Reflejos, el blog del colectivo cubano Proyecto Arcoiris ha sido devuelto a ese espacio. El grupo de activistas mantiene su intención de defender los derechos de personas homosexuales y transgénero en Cuba, pese a la censura.

Arcoiris surgió en 2011 como un grupo independiente y anticapitalista con amplia presencia en la web. El motivo de la sanción a su blog fue la publicación del post “Con el perdón (o no) de Mariela Castro”, del activista Jimmy Roque Martínez, en el cual se hace referencia a las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP).

La demora legislativa ante el pedido de legalizar las uniones entre personas del mismo sexo y el derecho de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales) a exigir una respuesta al parlamento cubano retornan por estos días al debate público en las redes sociales.

Tras varios años de espera sin una respuesta parlamentaria en torno al tema, incluido en el anteproyecto del Código de Familia en manos del Ministerio de Justicia desde 2011, activistas piden un pronunciamiento del parlamento cubano al respecto y defienden su derecho a ser escuchados y participar en los debates sobre el tema.

Información adicional