"¿Por qué dos mujeres lesbianas no pueden criar a un niño?", se pregunta Delmis Fajardo Tamayo. A su interrogante responden, en primer lugar, estereotipos y prejuicios que en Cuba limitan el derecho de las personas homosexuales a constituir familia.

Integrantes de la Red nacional de mujeres lesbianas sostienen que no existen derechos especiales para lesbianas, gays, bisexuales, personas transgénero, intersexuales y queer (LGBTIQ). Se trata, según las activistas cubanas, de la igualdad de derechos reconocidos solo, hasta el momento, para mujeres y hombres heterosexuales.

A Ángeli Carmen Bravo el espejo le devuelve sus orgullosos 50 años. Alegre, vivaz y fuerte, no esconde los años vividos porque son la prueba fehaciente de que ha sabido vencer la adversidad. Esta cubana trans reconoce que llegar a la adultez mayor es un sueño que trae desvelos.

Que un cuento como Ito (Editora Abril, 1997) se convierta en una lectura infantil cotidiana, o al menos cada vez menos conflictiva o “rara” para los padres y madres de la Isla, pudiera ser un factor determinante, anhelado, en pos de que la diversidad sexual resulte un tema natural a tener en cuenta en la literatura infanto-juvenil en Cuba.

El sensible libro del autor cubano Luis Cabrera Delgado narra la historia de un pequeño, casi adolescente, que tiene gustos y formas distintas que no “encajan” en las estructuras sociales, o al menos en las maneras convencionales y uniformes de asumir un modelo de niño. Su recepción pudiera ser más intolerante de leer o asimilar para las y los adultos que para los propios niños y niñas. Sobre todo, cuando son los primeros quienes explican los asuntos incomprensibles a los segundos y, por tanto, reproducen e inculcan estereotipos y temores.

Información adicional