Una convocatoria virtual con demandas al gobierno cubano genera debate en las redes sociales sobre derechos y reconocimiento de las sexualidades no heteronormativas en la isla del Caribe.

En 1979 se fundó el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que en diciembre de 2017 celebró su 39 edición en La Habana. Numerosas son las obras que año tras año se reúnen en esa fiesta de la cinematografía, así como también son numerosas las personas que asisten para disfrutar y pensar, desde sus experiencias de vida, cada una de ellas.

A la condición biológica y cultural que se erige sobre el sexo femenino, las mujeres lesbianas agregan otra que les depara múltiples violencias y discriminación: no cumplen muchas veces con los roles y estereotipos que la sociedad y sus imaginarios les asignan. Rompen todos los moldes, transgreden las dinámicas prestablecidas, desdibujan el patriarcado, en ocasiones, con su sola presencia. La lesbofobia, una forma de discriminación y violencia que viven estas mujeres por el solo hecho de amar a otra mujer, transcurre muchas veces en el silencio, cuando no en el más público rechazo. Los actos violentos que viven las jóvenes lesbianas son “muchísimos”, asegura Teresa de Jesús Fernández, coordinadora de la Red de Mujeres Lesbianas y Bisexuales del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Yuris Enriques Delgado es una joven ingeniera informática graduada de la Universidad de Camagüey, en el oriente del país. Actualmente trabaja como programadora en la Dirección Provincial de Cultura. Su historia ejemplifica la importancia de las redes de apoyo para enfrentar la violencia y la discriminación. 
“Quiero crecer cada día como profesional y como persona, aportar mi granito de arena para cambiar lo que debe ser cambiado. Tener mi propio espacio y vivir con mi pareja”, afirma Yuris.

Información adicional