Proyectos diversos en favor de los derechos de personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales) se han activado en Cuba para llegar con ayuda a grupos vulnerables, en medio de la pandemia.

Construir las agendas políticas del respeto a la diversidad, en diálogo con los proyectos de cada país, pero estableciendo también alianzas a nivel continental es uno de los desafíos del movimiento LGTBIQ (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales y queers) en América Latina, coincidieron activistas en conferencia virtual, el 17 de mayo.

“Un proceso revolucionario no puede aceptar brechas de desigualdad e inequidad, no puede aceptar situaciones de discriminación social de otras personas por ninguna razón y, por tanto, se tiene que ocupar de resolver esta realidad”, afirmó Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de Cuba.

Personas que luchan por los derechos de la población LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queers) de Cuba compartieron historias de vida y de superación durante una trasmisión en vivo mediante Instagram live, el pasado 16 de mayo, desde el sitio en esa red social de Tunturuntu pa’tu casa, espacio de comunidad cultural cubana.

Página 1 de 90

Información adicional