Violar a mujeres, acudir a prostíbulos, acceder a sexo y bailes eróticos pulsando un botón o asesinar a golpes a los avatares femeninos son algunas de las actividades fácilmente accesibles en un amplio catálogo de videojuegos que, a pesar de estar recomendados para mayores de edad, pueden llegar a todo tipo de público. La sexualización y la concepción de las mujeres como objetos en algunos de los títulos más vendidos han colocado a la industria la etiqueta de machista y homófoba, pero ¿está cambiando esta situación?

Publicado en Observatorios
Lunes, 28 Abril 2014 14:15

Nosotras también jugamos

Pese a representar el 47% de la comunidad 'gamer', las aficionadas a los videojuegos enfrentan prejuicios, personajes femeninos denigrantes y actitudes de acoso machista.

Me encanta jugar a la consola. Es una frase que, cada vez que la digo, provoca una o varias de las siguientes reacciones, muy distintas a las que si esa frase fuera pronunciada por un hombre:

"¿Juegas a videojuegos? Pues es muy raro conocer a una chica a la que le gusten".

Publicado en Otras Miradas

Información adicional