¿Se va a recuperar la fecundidad cubana? ¿Cuál será la varita a lo Harry Potter para que nazcan más bebés en las familias de la isla? ¿Existe acaso? Y sobre todo, ¿cómo enfrentar el fenómeno desde los medios de comunicación, en un país que atraviesa un franco proceso de envejecimiento y disminuciones absolutas en sus montos totales de habitantes?

Publicado en Perspectivas

Información adicional