Cuba y su ciudadanía han experimentado un crecimiento exponencial en su conectividad a Internet. Incluso, algunos informes y reportes de prensa internacionales ubican al país entre los de mayor penetración digital e incursión en redes sociales en los últimos años.
A esta creciente navegación nacional por Internet, se agrega la disponibilidad de aplicaciones móviles, que colocan un considerable cúmulo de información y mensajería instantánea en una mirada pública. Se incluyen también en este entorno la creciente presencia de redes informales como la Street Network (SNet), que generan flujos subterráneos de datos e intercambios comunicacionales. 

Bajo este panorama, usuarios de ambos sexos entran desenfrenadamente, casi vírgenes, en un mundo virtual nuevo, desconocido. No valoran el escenario ni los latentes riesgos. Y especialmente ellas no esperan ser acosadas, observadas, valoradas, dispuestas a un escrutinio digital constante y vergonzoso.

Publicado en Perspectivas

Varias sillas dispuestas en semicírculo. Las prisas de los últimos preparativos. Los sorbos a los cafés para llevar. Domingo por la mañana en Medialab Prado, un centro de cultura digital en Madrid. Las sillas se van ocupando poco a poco. Se inician las primeras conversaciones entre las asistentes: ‘‘Si la gente madruga un domingo para salir a correr, ¿por qué no madrugar para venir aquí?’’. Una Editatona está a punto de comenzar. ¿Editatona? Sí, una maratón de edición de Wikipedia con perspectiva de género está a punto de comenzar.

Publicado en Otras Miradas
Lunes, 21 Noviembre 2016 16:46

Se vende esposa

Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones han permitido una democratización gradual de los medios, lenguajes y plataformas comunicativas. También han devenido espacio para la expresión plural y activa al alcance de todas las personas. ¿Es esto cierto?, tal vez, pero no tanto… Cada vez son más las investigaciones realizadas en Cuba con respecto a los medios de comunicación y lo sexistas que estos suelen ser. Sin embargo, la mayoría de estas pesquisas se ha centrado en la televisión o las propuestas audiovisuales, pero no tanto en Internet o los espacios digitales.

Publicado en Opinan especialistas

WASHINGTON, 18 jul 2014 (IPS) - "Mi prima era una muy buena y distinguida alumna. Terminó la secundaria con excelentes notas y se inscribió en la universidad. Pero al mes sus padres la obligaron a abandonar los estudios y le quemaron todos sus libros y otros materiales. Entonces se prendió fuego".

Así de macabro como puede resultar el desenlace particular de esta historia, son de comunes este tipo de relatos de mujeres jóvenes que pretenden estudiar y chocan con la resistencia generacional, en Iraq.

Publicado en Otras Miradas

La Habana, junio (SEMlac).- Asesinas, celosas, mal educadas, obsesivas con el cuerpo. Esas son las mujeres que representan muchas emisoras radiales en la web de América Latina, develó una de las ponencias del XI Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación, celebrado en La Habana del 28 al 30 de mayo.

Los nuevos soportes digitales hacia los que han emigrado medios tradicionales como la radio reproducen prejuicios sexistas, según el estudio de la periodista cubana Ana Teresa Badía que incluyó 50 sitios en internet de países como Bolivia, México, Venezuela, Perú, Nicaragua y Colombia, entre otros.

Publicado en Observatorios

Si en una película no hay al menos dos personajes femeninos que tienen como mínimo un diálogo entre ellas y que no trata sobre un hombre, ese filme no supera el llamado test de Bechdel. Nacido de una tira cómica hace 30 años, desde entonces se ha convertido en una herramienta para medir el sesgo masculino en el cine, el teatro o los comics. Ahora un grupo de investigadores ha comprobado que Twitter tampoco pasa la prueba.

La primera formulación del test apareció en un cómic de la historietista estadounidense Alison Bechdel en 1985. Dos lesbianas hablaban de qué película ir a ver y una de ellas le explica a la otra que sólo ve las que cumplen aquellas tres normas. A pesar de su sencillez, el test de Bechdel ha servido para demostrar el sesgo de género que tiene la gran mayoría del cine de Hollywood. La Academia del Cine sueca, por ejemplo, lo usa para calificar las películas de la misma forma que en otros países hacen para la violencia o el sexo. Sin embargo, la gran limitación de esta prueba es que la revisión está condicionada a la subjetividad del que la hace.

Publicado en Observatorios
Lunes, 28 Abril 2014 14:15

Nosotras también jugamos

Pese a representar el 47% de la comunidad 'gamer', las aficionadas a los videojuegos enfrentan prejuicios, personajes femeninos denigrantes y actitudes de acoso machista.

Me encanta jugar a la consola. Es una frase que, cada vez que la digo, provoca una o varias de las siguientes reacciones, muy distintas a las que si esa frase fuera pronunciada por un hombre:

"¿Juegas a videojuegos? Pues es muy raro conocer a una chica a la que le gusten".

Publicado en Otras Miradas

El acceso a la tecnología no es garantía para cerrar la brecha sexista en el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, constata un reciente estudio en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) de Cuba.

Publicado en En Agenda

NAIROBI, 31 ene 2014 (IPS) - Casi nada impide a la experimentada política keniata Rachael Shebesh promover los derechos de las mujeres. Lo único que esta representante de las mujeres en el Consejo de Nairobi evita hacer es impulsarlos en las redes sociales.

Publicado en Otras Miradas

"Girls need modems!". Durante los años sesenta, este fue el grito reivindicativo que Jude Milhon, programadora informática y luchadora incansable por la participación activa de las mujeres en la red, lanzaba a una sociedad que veía nacer una nueva forma de comunicación. En una incipiente revolución sexual, Milhon llamaba a las mujeres a experimentar los placeres del 'hackeo' y la programación en un mundo que ya auguraba dominado por los hombres. Más de 50 años después, las estadísticas que hablan sobre la presencia de mujeres en ámbitos técnicos, como la ingeniería informática, reflejan una realidad desigual.

Publicado en Otras Miradas
Página 1 de 3

Información adicional