Evoluciona, o cuando un cromañón llega al siglo XXI

Por Sarah Paz. Especial para SEMlac Cuba [07-12-2018]

¿Piropo o acoso? ¿Admiración pública ante una mujer o falta de respeto? ¿Dónde dibujar el límite? Desde que un “cromañón” asaltó las gradas del Estadio Latinoamericano hace unas semanas, estas y otras interrogantes calientan polémicas y provocan incluso debates fuera de tono en pasillos de recintos universitarios, centros recreativos o hasta en la sala de casa, en una reunión con amigos. Las partes enfrentadas de las discusiones dirimen una contienda que se inserta en un dilema definido genialmente por una estudiosa cubana: “los hombres de la isla están buscando una mujer que ya no existe, mientras las mujeres necesitan un hombre que aún no existe”.

Aún con mucha tela por donde cortar, Evoluciona, la nueva campaña del Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR) por la No violencia hacia las mujeres, ha conseguido justamente lo más importante: polémica, reflexión.
Bajo el eslogan "el acoso te atrasa", la nueva campaña de la OAR está dedicada a los jóvenes, se extenderá hasta el 2022 y abarcará todas las provincias cubanas. ¿Su punto de partida?: Visibilizar esas formas de violencia más sutiles o simbólicas, en busca de transformar imaginarios colectivos, entre los que sobresale la concepción de que el cuerpo de la mujer es para satisfacer las necesidades del hombre, que una mujer necesita que los hombres la piropeen para tener una autoestima alta, o que esos hombres tienen derecho a decirles cosas e incluso agredir a sus congéneres femeninas cuando se visten de forma provocativa o andan solas a altas horas de la noche.
“Esta campaña dirigida a las juventudes está hablando a los hombres jóvenes porque en su imaginario juvenil, en Cuba, está la cuestión del dominio sobre el cuerpo de la mujer, el amor romántico, el acoso e, incluso, los piropos, que no se consideran una forma de violencia hacia las mujeres”, ha detallado Gabriel Coderch, director de la OAR.
Por eso, el cromañón le dice ¡Evoluciona! al hombre "civilizado" que se cree con derecho a disponer del cuerpo de las mujeres, acosarlas con groserías y juzgarlas por cómo se visten o reaccionan a sus “atenciones” no solicitadas. Y si bien el equipo creativo pensó las líneas de mensajes para el público de entre 18 y 24 años, las construyeron de manera que sean comprendidas por personas en otros rangos etarios.
La campaña, además, apuesta a las potencialidades de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para hacer llegar sus mensajes, con lo cual se inserta de plano en un espacio de socialización joven al que no siempre se ha llegado con éxito en campañas de bien público del patio: las redes sociales o la visualidad multimedia. Sin embargo, no renuncia a los espacios físicos frecuentados por los públicos de menos edad, como lo demuestran las acciones performáticas del “cromañón” que comenzaron en La Habana y han llegado hasta la oriental provincia de Granma, en un avance de lo que ocurrirá en los próximos meses.
PERSPECTIVAS
Comunicación y violencia de género
Atractiva, fresca, llamativa, con colores como el naranja, que hacen imposible pasarla por alto y refieren a iniciativas anteriores ya entronizadas en el contexto nacional como el Día Naranja contra la violencia de género promovido por la Campaña UNETE, del Secretario General de las Naciones Unidas, Evoluciona llega en muy buena hora, pues el tema urge y tiene ramificaciones con muchos fenómenos preocupantes de la realidad cubana actual y que pudieran parecer distantes de estos temas, como el embarazo y la fecundidad adolescente, por solo citar un ejemplo.
Investigaciones recientes del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM), de la Universidad de La Habana, han alertado de que muchas de esas muchachas que tienen sus hijos con 14, 15 o 16 años lo hacen con parejas que las superan en alrededor de 7 años y viven inmersas en relaciones de subordinación y poder donde no son precisamente la parte dominante, aun cuando no haya evidencia de violencia física.
Otros valores agregados de Evoluciona, pasan por una construcción colectiva, desde múltiples alianzas, y que parte de resultados de investigaciones científicas. En este caso, suma los esfuerzos de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), y el Centro de Estudios sobre la Juventud (CESJ) con el apoyo de otras organizaciones internacionales con presencia en Cuba.
“Tuvimos un trabajo arduo, reuniones de profesionales de la investigación y de la comunicación social, además de un estudio del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), que arrojó cuáles eran los imaginarios sobre la violencia en jóvenes de ambos sexos en varios países, entre ellos Cuba”, detalló Coderch.
Los resultados de investigación dan cuenta de la urgencia de desmontar desde ya imaginarios de los jóvenes, incorporados en el comportamiento cotidiano, sus relaciones interpersonales, modos de actuar al interior de la familia y en las relaciones de parejas que están generando malestares en las muchachas, las niñas y en sí mismos, confirmó Rayda Semanat, jefa del Departamento sociocultural del CESJ.
Para Manuel Vázquez, subdirector del Cenesex, esta nueva campaña es una especie de parteaguas en un momento trascendental del país. Con su visualidad, refresca las maneras que el público está recibiendo mensajes fundamentales para la transformación social en nuestro contexto, explicó durante su presentación en el país el pasado noviembre.
Según Coderch, Evoluciona es una necesidad. “En Cuba, a pesar de los avances, desafortunadamente sigue imperando el machismo y el patriarcado, como una ideología, en cada uno de nosotros y nosotras".
Bienvenido sea, entonces, el “cromañón” y ojalá tenga un largo y fructífero recorrido por las calles de la isla. Para evolucionar.

Visto 59 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional