NAIROBI, 31 ene 2014 (IPS) - Casi nada impide a la experimentada política keniata Rachael Shebesh promover los derechos de las mujeres. Lo único que esta representante de las mujeres en el Consejo de Nairobi evita hacer es impulsarlos en las redes sociales.

El modelo de mujer esbelta que tiene el paso del tiempo en sus manos es el estereotipo con el que, según Juana Gallego, profesora de Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona y especialista en Género y Comunicación, la publicidad nos bombardea día y noche. También lo hacen los medios de comunicación que, "aunque han avanzado", siguen manteniendo una perspectiva de género que coloca al hombre como centro.

"Girls need modems!". Durante los años sesenta, este fue el grito reivindicativo que Jude Milhon, programadora informática y luchadora incansable por la participación activa de las mujeres en la red, lanzaba a una sociedad que veía nacer una nueva forma de comunicación. En una incipiente revolución sexual, Milhon llamaba a las mujeres a experimentar los placeres del 'hackeo' y la programación en un mundo que ya auguraba dominado por los hombres. Más de 50 años después, las estadísticas que hablan sobre la presencia de mujeres en ámbitos técnicos, como la ingeniería informática, reflejan una realidad desigual.

Margaret Gallaguer es una investigadora irlandesa pionera en temas de comunicación y género, que basó gran parte de sus estudios en el vínculo entre la discriminación de género y el derecho a la libertad de expresión de las mujeres.

Información adicional