Las periodistas cubanas Isabel Moya y Dixie Edith y la bloguera Sandra Álvarez dan sus opiniones a raíz de un taller sobre buenas prácticas comunicativas sobre VIH/sida, desde la perspectiva de género, ocurrido en 2009.

Isabel Moya Richard

Una de las principales carencias que se observan hoy en el tratamiento del tema del VIH en los medios, de manera general, es que prima un enfoque de problema solamente de salud, y en muchas ocasiones, se obvian sus articulaciones con la cultura imperante en la sociedad, la vulnerabilidad social, las practicas sexuales y de relación de pareja y el acceso a la información entre otros aspectos.
Esa falta de un abordaje multidimensional que exprese la esencia social del tema lleva muchas veces a la utilización de un lenguaje que puede estigmatizar a las personas con VIH, o a mensajes poco problematizadores que se plantean la situación en blanco y negro, cuando en realidad esta muy matizada.

La autonomía de las mujeres en la vida privada y pública es fundamental para garantizar el ejercicio de sus derechos humanos. La capacidad para generar ingresos propios y controlar activos y recursos (autonomía económica), el control sobre su cuerpo (autonomía física), y su plena participación en las decisiones que afectan a sus vidas y a su colectividad (autonomía en la toma de decisiones), son los tres pilares de la igualdad de género y de una ciudadanía paritaria.

La oficina en Cuba de SEMlac realiza, al final de cada año, un monitoreo de las acciones que emprende en diferentes líneas de trabajo, como es el caso de su servicio mensual No a la Violencia, una iniciativa de comunicación y sensibilización, que cuenta con el apoyo de Hivos, Cosude y Oxfam.
Aunque el tema de la violencia de género ha empezado a ser tratado por los medios de comunicación en Cuba, sobre todo por la televisión y la radio, el acercamiento es aún muy limitado, insuficiente y asistemático.
Página 19 de 19

Información adicional