Un informe del Audiovisual devela que solo el 25 por ciento de los testimonios en los informativos son de mujeres.

Tres de cada cuatro testimonios difundidos por los informativos de las televisiones andaluzas son de hombres, según un informe elaborado por el Consejo Audiovisual de Andalucía. El estudio ha analizado la distribución por sexo de los tiempos de palabra en las televisiones públicas en el año 2010 y el resultado muestra un desequilibrio evidente.

"¿Esa cola tiene novio? ¿Quién va a hablar, el culito o ella?" (AM, Telefe, 17 de enero de 2011). "¿Qué te llevó a querer ser el culo del verano?" (Viviana Canosa, Canal 9, 18 de enero de 2011).

El minuto a minuto barre a entrevistados que pueden hablar con pausa y hace quedar durante horas una guerra de barro entre gemelas o un ricachón mostrando sus gemelos. El rating manda. Y la tele también. Culpa de las productoras o mea culpa del imán que genera tener la mente en blanco o preocupada por el baile, la pelea o el video prohibido (o violado) de vedettes y mediáticos la tele no es sólo banal –que no estaría mal un tiempo de banalidad– sino discriminatoria.

La representación televisiva de escenas eróticas entre personas de un mismo sexo va ganando aceptación entre las audiencias. No obstante, todavía hay rechazo a este tipo de propuestas, según pudo evaluar SEMlac a partir de un sondeo periodístico online.

"Para que la situación de las mujeres en los grandes medios cambie, una condición indispensable es que existan políticas de igualdad", dijo la académica y periodista feminista estadounidense Carolyn Byerly.

Ella fue la investigadora principal de un estudio pionero de dos años (2010 y 2011), comisionado por la Fundación Internacional de Mujeres Periodistas (IMFW, por sus siglas en inglés) y publicado en marzo bajo el título Informe Mundial sobre la Condición de la Mujer en los Medios Noticiosos.

Información adicional