Los Globos de Oro, en los que varias actrices vestirán de negro para denunciar el acoso sexual a las mujeres en Hollywood, descorcharán esta semana una nueva temporada de premios de cine en Estados Unidos marcada por la protesta y las reivindicaciones.

Con la opinión pública todavía “en shock” por la gran cantidad de agresiones sexuales que han salido recientemente a la luz, el mundo del espectáculo vuelve a desplegar las alfombras rojas comenzando con los Globos de Oro, que se entregarán el próximo 7 de enero.

“Las portadas de tu vida” es un excelente compendio de 433 portadas de diarios de los más importantes e influyentes medios de comunicación nacional en Chile. Se tuvieron en cuenta no solo los de mayor tiraje, sino aquellos que históricamente se han situado, para bien o para mal, como líderes de opinión. Un estudio realizado a este resumen mostró que para un total de cinco diarios, con un promedio de 90 portadas cada uno, el que más portadas dedicadas a la mujer ha tenido no supera el bajísimo 21 por ciento. Esto sucede en una sociedad donde las mujeres somos mayoría, tenemos una presidenta, representación en ambas cámaras, alcaldesas, exitosas empresarias, mujeres trabajadoras que llevan adelante su hogar y jóvenes líderes de opinión e ideales.

Tuvieron que pasar 56 años para que una mujer volviera a recibir el premio a mejor dirección en el Festival de Cannes. El premio entregado a la estadounidense Sofía Coppola por la película The Beguiled (La Seducción) ha sacado a relucir, en análisis posteriores, la baja participación de mujeres en el Festival durante su historia.

El spot para promocionar la Liga Femenina de básquet, recién creada en Argentina, generó hace unos días más críticas que entusiasmo, por su tinte machista y sexista. Con el slogan “te van a dar ganas de seguirla”, la publicidad muestra a una modelo –que además, no es jugadora– que lo único que hace es posar sensualmente junto a una pelota en una cancha de básquet. La cámara enfoca su cuerpo. Sus zapatillas. No se la ve haciendo jugadas osadas más que picar la pelota. Ni siquiera emboca una vez en el aro. Parece más una promoción de ropa deportiva que un aviso para difundir un torneo de básquet femenino –que por primera vez será televisado–, y al mismo tiempo poder incentivar el deporte entre las chicas.

Información adicional