La intervención de la sociedad y de las mujeres en los medios de comunicación de masas es ahora un tema candente. De la comprensión y el conocimiento de lo que sucede en los medios, cómo los miramos y de qué manera estamos probando su influencia, va a depender la manera como hagamos intervenciones adecuadas, estratégicas y con resultados efectivos.

Ana pugna por dirigir una compañía de bomberos. Blanca, heredera de la paradigmática Teresa del cine cubano, se fue a trabajar fuera de casa ignorando las airadas protestas del esposo.

Son apenas dos subtramas de todo un abanico de situaciones que pasa en las noches alternas del canal televisivo Cubavisión, en el espacio estelar dedicado a las telenovelas. La serie está lejos aún de ser la producción ideal a que aspiran los especialistas del audiovisual, pero un hecho salta a la vista: las problemáticas en las telenovelas cubanas han cambiado, en la misma medida en que se ha transformado, durante el último medio siglo, la vida de las mujeres de esta isla.

Acaba de ocurrir hace muy poco: la transnacional productora de zapatos MD se vio obligada a retirar una propaganda con el lema "Están de Muerte", que puso a circular en toda Centroamérica, donde concentra sus ventas.

Ninguna sociedad como la cubana ha experimentado tan profundas transformaciones sociales, políticas y económicas en tan cortos períodos de tiempo: La isla pasó de ser colonia a república neocolonial y de ahí a construir el socialismo en apenas 60 años. Eso trae una impronta demográfica. ¿Cómo se manifiesta y cómo se refleja en los medios de comunicación?

 

Según el informe presentado ante la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de 1994, "la fecundidad es la variable demográfica que más ha incidido de manera general en el volumen y estructura de la población en las últimas décadas”.

Información adicional