Las dos últimas semanas, cuando los Juegos Olímpicos de Londres 2012 acapararon los titulares de la prensa internacional, una disparidad mediática se hizo ostensible: pocas de esas noticias y narraciones salieron de la voz o la pluma de una mujer. Pese al camino ganado por ellas dentro del gremio periodístico, en materia de deporte siguen estando subvaloradas y en minoría.
En ello coincidieron nueve reporteras deportivas entrevistadas por SEMlac -una colombiana, una chilena y las demás de Cuba-, quienes no dudan en aclarar que, dado el esfuerzo y superación de cada una, ya no es quimera lejana el reconocimiento de colegas, atletas y público.
La inequidad de género en la prensa deportiva no es privativa del continente latinoamericano. En su artículo "Mujer, deporte y medios de comunicación", disponible en la web, el sociólogo español José Miguel Gutiérrez, de la Universidad de Valladolid, España, afirma que "la inclusión de mujeres periodistas en las plantillas de los grandes diarios deportivos es una asignatura pendiente, ya que aún no han asumido que gran cantidad de sus lectores habituales son mujeres y reclaman un espacio propio en este mundo todavía 'de hombres'".

Aunque no les falten detractores entre lingüistas y profesionales de la comunicación más ortodoxos, las guías y manuales para evitar el uso sexista del lenguaje en los medios mantienen su popularidad. 

Así lo comprobó SEMlac en un reciente sondeo online, vigente en el sitio Género y comunicación desde el 14 de abril hasta el 15 de junio con la pregunta: ¿Considera apropiada la publicación de manuales para prevenir el lenguaje sexista en los medios?
La totalidad de internautas que visitaron esta web, con perfil especializado en temas de género y medios de comunicación, respondió afirmativamente a la interrogante. El 90 por ciento del grupo eran mujeres, la tercera parte de ellas de Cuba y el resto de otros países.

Las posibilidades de comunicación e interacción que brinda Internet resultan útiles para el feminismo y el movimiento de mujeres, coincidieron la mayoría de los y las participantes en un sondeo online promovido por el sitio Género y Comunicación de SEMlac, que se mantuvo en la web de esta agencia informativa entre septiembre de 2011 y enero de 2012.

A la pregunta “¿considera las redes sociales una herramienta útil para el feminismo?” respondieron 57 personas, de ellas nueve hombres y 48 mujeres. Solo 16 por ciento de las intervenciones provino de Cuba y el resto de otros países, lo cual puede estar muy vinculado a las precarias posibilidades de conexión de la población cubana.

La nueva comunicación para el co-desarrollo debe llevar a primer plano, como protagonistas, a las personas migrantes y entre ellas a las mujeres, aseguró la española Inmaculada Saranova de Martín al intervenir en la primera jornada del X Encuentro Iberoamericano de Género y comunicación, realizado en la capital cubana del 23 al 25 de mayo.

La experta se refirió al contexto actual, en el cual el neoliberalismo económico ha dado lugar a una globalización cultural, social y comunicativa sin precedentes, cuya fuerza reside, precisamente, en el monopolio del control del lenguaje y del discurso.
"Los medios son un instrumento para la circulación del discurso hegemónico; sin embargo, también pueden ayudar a combatir estas situaciones desde una perspectiva crítica y con una voluntad de cambio", señaló Saranova de Martín antes de adentrarse en una nueva propuesta de comunicación que llama para el co-desarrollo.

Información adicional