El tratamiento mediático de la violencia por motivos de género es tema de debate entre especialistas y profesionales de la comunicación en Cuba. Investigaciones y espacios de superación académica destacan la pervivencia de estereotipos y la falta de información y de una estrategia integral para la inclusión de la violencia machista en la agenda de los medios nacionales. Mayra García Cardentey, joven periodista y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, abunda sobre estos temas.

Conocer en profundidad el fenómeno de la violencia hacia las mujeres y las niñas resulta fundamental para la comunicación pública, coinciden especialistas y profesionales de la comunicación en Cuba.
"Hay que aprender a visibilizar los espacios donde permanece el machismo. Para hacer un periodismo inclusivo hacen falta herramientas y todavía siguen llegando a nuestros medios periodistas con desconocimiento sobre el tratamiento de la violencia de género", reflexiona Marylis Zayas Chuman, periodista y directora de la revista Muchacha.

Desde el ciberespacio, una nueva herramienta busca sacar del silencio el aporte de mujeres negras y mestizas a la historia, la cultura y la ciencia en Cuba.

El Directorio de Afrocubanas, una especie de diccionario virtual que recopila fichas biográficas, enlaces y contactos de mujeres, apareció hace seis meses en la web por iniciativa de la bloguera y activista Sandra Álvarez.

La telenovela Latidos compartidos y la serie De amores y esperanzas, producciones transmitidas por la televisión nacional, se acercan a problemáticas actuales de la sociedad cubana que hablan de la homofobia, el racismo y la discriminación patriarcal en Cuba.

Latidos compartidos ofrece una mirada contemporánea a temas como las creencias religiosas y las relaciones intrafamiliares, la aceptación de la homosexualidad, la prostitución y la relación interracial entre un hombre negro y una mujer blanca de edad mediana.

Información adicional