Desde el ciberespacio, una nueva herramienta busca sacar del silencio el aporte de mujeres negras y mestizas a la historia, la cultura y la ciencia en Cuba.

El Directorio de Afrocubanas, una especie de diccionario virtual que recopila fichas biográficas, enlaces y contactos de mujeres, apareció hace seis meses en la web por iniciativa de la bloguera y activista Sandra Álvarez.

La telenovela Latidos compartidos y la serie De amores y esperanzas, producciones transmitidas por la televisión nacional, se acercan a problemáticas actuales de la sociedad cubana que hablan de la homofobia, el racismo y la discriminación patriarcal en Cuba.

Latidos compartidos ofrece una mirada contemporánea a temas como las creencias religiosas y las relaciones intrafamiliares, la aceptación de la homosexualidad, la prostitución y la relación interracial entre un hombre negro y una mujer blanca de edad mediana.

Con las redes sociales y otras tecnologías de la información y la comunicación, el feminismo ha encontrado nuevos canales para prevenir y denunciar la violencia de género. En Cuba, la red de redes es una alternativa para difundir mensajes y convocatorias de campañas contra el maltrato machista que no aparecen en los medios tradicionales. Para valorar el alcance y las dificultades de ese activismo feminista, SEMlac conversó con la psicóloga y bloguera Sandra Abdallah Álvarez, pionera en utilizar en la isla las plataformas de comunicación de Internet para defender los derechos de las mujeres.

Hombres y mujeres que cumplen condena por diversos delitos violentos cuentan voluntariamente sus historias en Consecuencias, documental de la realizadora cubana Ana Margarita Moreno estrenado el pasado 27 de noviembre en La Habana, como parte de la Jornada cubana por la No Violencia contra las mujeres.

En el audiovisual de 28 minutos de duración, las y los protagonistas van develando causas, impactos, desarticulaciones, consecuencias y mitos que se esconden detrás de la violencia machista.

Información adicional