El desconocimiento conduce al empleo del lenguaje sexista en varios medios de comunicación, incluidos programas radiales. Capacitar a periodistas, personal directivo y de realización de programas radiales puede contribuir a desterrarlo.
Bajo ese presupuesto, la licenciada Maité Silveira Fonseca presentó en el IX Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación, realizado  en La Habana del 26 al 28 de mayo, su ponencia Estrategia de capacitación para lograr un discurso incluyente y no sexista en la programación de Radio Chaparra.

Introducir el enfoque de género en la actuación cotidiana de los medios de comunicación puede ser una herramienta muy valiosa para modificar valores y desterrar patrones machistas en las relaciones entre hombres y mujeres.
Por vías diversas, esa fue una conclusión compartida por 32 profesionales de los medios de comunicación, en su mayoría mujeres, reunidos durante 10 días en La Habana, en la recién concluida séptima edición del Diplomado de Género y Comunicación. Convocado anualmente desde 2004 por la Cátedra de Género y Comunicación “Mirta Aguirre”, del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, el objetivo mayor de estos encuentros es “incorporar en comunicadores y comunicadoras la perspectiva de género en el análisis de la realidad social para enfrentar las situaciones de su quehacer profesional”, según asevera su convocatoria oficial.

Todo el espacio de la foto está ocupado por dos hileras de cazuelas vacías, unas dentro de otras. Apenas se aprecian las apuradas manos de mujer que las colocan sobre una mesa, ya limpias, luego de terminar de cocinar y fregar, mientras el título de la instantánea revela otros sentidos: "Escape".

 

En otra, dos hombres se travisten de mujeres, con todos los atributos que el disfraz implica; la siguiente capta a una embarazada que tiende ropa en un cordel, mientras quedan en primer plano, como entrando en ella, los anuncios de Coca-Cola que decoran su ropa. No se sabe, en una más, si la persona retratada es hombre o mujer: todos los símbolos se mezclan, las normas se rompen, los sexos y los significados se confunden.

Pubertad, una serie de dibujos animados que comenzó a transmitir la televisión cubana, tratará de llegar a un amplio sector de la población, ávido de información sobre cuestiones clave de la vida y la sexualidad, en tan importante etapa de la vida.
Entre sus propósitos está “dignificar la adolescencia”, según Mariela Castro Espín, directora del Centro de Educación Sexual (CENESEX) y una de las guionistas de la entrega audiovisual.

Información adicional