La violencia contra las mujeres y las niñas debe ser
un tema permanente en los medios de comunicación
y las campañas de bien público, trascendió durante
el  taller destinado a profesionales de la comunicación.

Abordar la violencia contra las mujeres y las niñas en las campañas de bien público requiere la mirada comprometida de los equipos de realización audiovisual y  profesionales de la comunicación.

Desde ese presupuesto partió la experta colombiana Diana Díaz Soto en un taller impartido los días 10 y 11 de diciembre durante el 26 encuentro “El universo audiovisual de la niñez latinoamericana y caribeña” que tiene lugar en La Habana como parte el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Aunque en teoría Internet se perfila como un espacio democrático e igualitario, la brecha de género continúa marcando el acceso de mujeres y hombres a la web, así como el uso de las herramientas digitales, en opinión de internautas.

Al indagar sobre el tema en un sondeo online que mantuvo desde julio hasta octubre de 2012 el portal Género y Comunicación de SEMlac, la agencia recibió un 61,11 por ciento de respuestas afirmativas a la idea de que las mujeres tienen menos acceso a Internet que los hombres.
La participación en la pesquisa digital fue mayoritariamente femenina, pues ellas representaron 77, 78 por ciento del total de personas involucradas. Desde Cuba, solo respondió 16, 67 por ciento y el resto de la interacción provino de otros países.

Los mensajes sobre la salud humana que difunden los medios de comunicación deben tener en cuenta las peculiaridades y diferencias entre mujeres y hombres, se ratificó durante el taller "Género y salud: una mirada desde los medios de comunicación", efectuado del 6 al 9 de noviembre en el Instituto Internacional de Periodismo "José Martí", en la capital cubana.

Especialistas en ambas esferas del conocimiento, la salud y los medios de comunicación, insistieron en que las relaciones entre mujeres y hombres y sus respectivos papeles marcan diferencias que repercuten en los condicionamientos sociales y culturales de la salud y la enfermedad, los factores de protección y riesgo, o la producción, difusión y consumo de nuevo conocimiento en la materia, entre otros aspectos.

Cada año se incrementan en Cuba las 
acciones por la no violencia contra 
las mujeres.

Pese a los esfuerzos de personas de la academia, instituciones y grupos de la sociedad civil en Cuba por hacer visible la violencia por motivo de género, el tema no ha logrado sistematicidad y rigor en los medios de comunicación masiva.

Barreras subjetivas y estructurales marcan la lentitud con que se incorporan estos asuntos a las agendas informativas de la prensa cubana, coincidieron asistentes a un seminario para socializar buenas prácticas en el tratamiento de la violencia de género, convocado por la Cátedra de Género y Comunicación “Mirta Aguirre”, en su sede del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”.

El curso tuvo lugar del 5 al 8 de noviembre con el apoyo de Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” (OAR) y el Sistema de Naciones Unidas en Cuba, en alianza con la campaña Únete del Secretario General de las Naciones Unidas para poner fin a la violencia hacia las mujeres y las niñas. El encuentro reunió a una treintena de profesionales de la comunicación, provenientes de varias provincias.

Información adicional