Cada año se incrementan en Cuba las 
acciones por la no violencia contra 
las mujeres.

Pese a los esfuerzos de personas de la academia, instituciones y grupos de la sociedad civil en Cuba por hacer visible la violencia por motivo de género, el tema no ha logrado sistematicidad y rigor en los medios de comunicación masiva.

Barreras subjetivas y estructurales marcan la lentitud con que se incorporan estos asuntos a las agendas informativas de la prensa cubana, coincidieron asistentes a un seminario para socializar buenas prácticas en el tratamiento de la violencia de género, convocado por la Cátedra de Género y Comunicación “Mirta Aguirre”, en su sede del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”.

El curso tuvo lugar del 5 al 8 de noviembre con el apoyo de Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” (OAR) y el Sistema de Naciones Unidas en Cuba, en alianza con la campaña Únete del Secretario General de las Naciones Unidas para poner fin a la violencia hacia las mujeres y las niñas. El encuentro reunió a una treintena de profesionales de la comunicación, provenientes de varias provincias.

Legitmar el sexismo desde los medios de
comunicación es una forma de violencia
simbólica contra las mujeres,
sostuvo la experta en temas de
género Isabel Moya Richard.

Los medios de comunicación son fuente de violencia simbólica contra las mujeres y las niñas cuando legitiman mitos y representaciones sociales sobre los cuales se sostienen otras formas de violencia, trascendió en un seminario celebrado en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí” (IIPJM), en la capital cubana, del 5 al 8 de noviembre.

“Es imprescindible transformar la mirada tradicional de la información si tenemos en cuenta que los medios pueden llegar a influir más que la educación institucionalizada, y funcionan lo mismo para potenciar el cambio que para mantener prejuicios sexistas”, reveló en su conferencia Isabel Moya Richard, presidenta de la Cátedra de Género y Comunicación Mirta Aguirre del IIPJM, que convocó al evento.

Encaminado a fomentar la especialización en temas de género a partir de herramientas conceptuales y buenas prácticas en el tratamiento de estos temas, en el curso participan casi 30 periodistas y profesionales de la comunicación de varias provincias del país.

Asistentes al taller sobre violencia y medios de
comunicación socializan de buenas prácticas y
debaten productos comunicativos que abordan
el maltrato hacia las mujeres y las niñas.

Llevar la violencia que se ejerce hacia las mujeres y las niñas a la agenda de los medios de comunicación en Cuba sigue siendo prioridad estratégica para la prevención de ese problema social. De ahí que sea indispensable capacitar a los y las profesionales de la información acerca de estos temas, coinciden especialistas.

En opinión de la psicóloga Mareelén Díaz Tenorio, reportar sobre la violencia de género requiere certeza en los conceptos para no distorsionar o banalizar situaciones complejas.

“Son asuntos que precisan abordarse con ética, responsabilidad y compromiso”, acentuó la investigadora durante una conferencia impartida en el Seminario Taller para socializar buenas prácticas en el tratamiento de la violencia de género en los medios de comunicación, celebrado del 4 al 8 de noviembre de 2012 en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí (IIPJM).

Las dos últimas semanas, cuando los Juegos Olímpicos de Londres 2012 acapararon los titulares de la prensa internacional, una disparidad mediática se hizo ostensible: pocas de esas noticias y narraciones salieron de la voz o la pluma de una mujer. Pese al camino ganado por ellas dentro del gremio periodístico, en materia de deporte siguen estando subvaloradas y en minoría.
En ello coincidieron nueve reporteras deportivas entrevistadas por SEMlac -una colombiana, una chilena y las demás de Cuba-, quienes no dudan en aclarar que, dado el esfuerzo y superación de cada una, ya no es quimera lejana el reconocimiento de colegas, atletas y público.
La inequidad de género en la prensa deportiva no es privativa del continente latinoamericano. En su artículo "Mujer, deporte y medios de comunicación", disponible en la web, el sociólogo español José Miguel Gutiérrez, de la Universidad de Valladolid, España, afirma que "la inclusión de mujeres periodistas en las plantillas de los grandes diarios deportivos es una asignatura pendiente, ya que aún no han asumido que gran cantidad de sus lectores habituales son mujeres y reclaman un espacio propio en este mundo todavía 'de hombres'".

Información adicional