La circulación por correo electrónico de un comentario que criticó el enfoque sexista de un reportaje transmitido por un espacio estelar informativo de la televisión cubana y su reproducción en varios medios y blogs digitales han generado una cadena de reacciones en contra de miradas estrechas que culpabilizan a las cubanas de la baja fecundidad en el país.

Bajo el título "Mi cuerpo me pertenece. Reflexiones en torno al tratamiento mediático de la baja natalidad en Cuba", la joven periodista Helen Hernández Hormilla circuló, mediante correo electrónico, sus opiniones sobre el tema, motivada por lo sucedido con la sección "Cuba dice" del noticiero estelar televisivo el 29 de abril, dedicada al tema de la baja fecundidad.

Aunque los medios de comunicación continúan reproduciendo patrones de lo femenino y masculino anclados en el ideario machista, los estudios de comunicación en Cuba poco a poco van a asumiendo una postura más crítica ante esa situación.

Los medios de comunicación en Cuba siguen sin incorporar de manera coherente un enfoque de equidad entre hombres y mujeres, pese al aumento de capacitaciones en temas de género dirigidas a profesionales de la comunicación.

El acceso a la tecnología no es garantía para cerrar la brecha sexista en el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, constata un reciente estudio en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) de Cuba.

Información adicional