Los debates sobre la utilización sexista del idioma van llegando a Cuba con paso hormigueante desde el periodismo y las ciencias sociales, pero aún no encuentran consenso entre quienes estudian la lengua.
Diccionarios, libros escolares e investigaciones lingüísticas siguen reproduciendo las diferencias sociales entre hombres y mujeres, aseguran especialistas consultadas por SEMlac.

"Es muy significativo el desnivel o retraso de los estudios lingüísticos con perspectiva de género en Cuba, todavía muy lejos de los avances obtenidos en este sentido por la investigación social, literaria o de comunicación", afirmó a SEMlac Aurora Camacho, del Instituto de Literatura y Lingüística (ILL) de la isla caribeña.

Los piropos callejeros, los altos tacones diseñados para las mujeres, las burlas hacia las conductoras de vehículos o las frases con que se reprende a un niño cuando llora son actos que se repiten cotidianamente, sin notar que expresan sexismo.

Para develar esos sutiles modos en que nuestras acciones toleran y reproducen la discriminación basada en el sexo, la joven artista brasileña Larissa Bezerra concibió un proyecto transmedia que denuncia estos comportamientos en sus manifestaciones más comunes.

Si bien los medios de comunicación continúan siendo un espacio de legitimación de estereotipos vinculados a qué es ser hombre y ser mujer, los estudios críticos que observan esa realidad van siendo cada vez más numerosos y abarcan espacios más diversos, coinciden especialistas.

Los avatares de tres pastoras de la iglesia bautista; la representación de la mujer en medios de comunicación o audiovisuales y hasta la socialización de género en el consumo cultural adolescente, entre otros asuntos, integran el abanico temático de las tesis de pregrado que presenta este mes de junio la Facultad de Comunicación (FCOM), de la Universidad de La Habana.

La falta de directoras que hace solo unos años marcaba el panorama audiovisual cubano, va dejando de ser ya una tendencia. Ellas aportan, además, nuevas miradas temáticas y estilísticas a un cine de hegemonía androcéntrica, avistan especialistas del tema.

Basta revisar los catálogos de la Muestra Joven ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos) para advertir el crecimiento por años de nombres femeninos creando obras de ficción, documentales y animación, al tiempo que confluyen como fotógrafas, productoras, sonidistas, editoras y guionistas.

Información adicional