El periodismo y la comunicación social necesitan convertirse en herramientas eficaces para elevar la percepción de riesgo frente a la trata de personas, coincidieron periodistas y especialistas en La Habana, entre el 30 de octubre y el 2 de noviembre.

Cubanas que enfrentan huracanes, sequías y otros eventos severos del clima, o que emprenden sus propios proyectos económicos y personales se muestran desde una colección de productos comunicativos bajo el título Inspiradoras, presentado el pasado 21 de agosto en la capital cubana.

Cuerpos como vehículo de ideas, experiencias vida, denuncia o grito de lo que son, sin más maquillaje que la desnudez del mensaje que portan. Cuerpos de ellas, que hablan de ellas y también un poco otras, de las que miran cada una de las fotografías.

“A la entereza más allá de resistir que tienen las mujeres cubanas, a la capacidad de sobreponerse y salir con fortalezas, levantarse y saber recomenzar” dedica el Proyecto Palomas, Casa Productora de Audiovisuales para el Activismo Social, su nueva obra. Mujeres… resiliencia, derechos a la vida es un documental de las realizadoras Lizette Vila e Ingrid León que se estrenará en octubre de este año y sitúa en un contexto común para la nación caribeña la historia de 22 mujeres y cuatro hombres.

Información adicional