Sara Más

Sara Más

Descripción de Sara

La violencia contra las mujeres por motivo de género se reconoce y denuncia poco, se perpetúa como algo natural y acostumbrado, mientras sus víctimas precisan respaldos diversos para poder romper el ciclo del maltrato, recuperar su autoestima y retomar las riendas de sus vidas y decisiones.

Ello implica, necesariamente, apoyo y protección de diverso tipo: psicológico, de salud, afectivo y comunitario, entre otros. Pero estos casos necesitan también de una adecuada protección legal que evite la impunidad, ampare a las víctimas y sancione al maltratador.

Lunes, 01 Diciembre 2014 22:03

Arte por una cultura de paz

El cuerpo femenino, unas monedas como valor de cambio, la manzana de la tentación y una rosa oculta en un útero oscuro son algunos de los elementos de los que se valió el artista plástico Adrián Gómez Sancho para crear "Tríptico X Mundo", la obra ganadora del Gran Premio de la segunda edición del salón de arte Cultura de Paz, del Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo-Cuba (CCRD-C), en Cárdenas, Matanzas, el pasado 25 de noviembre.

Para enfrentar y poner fin a la violencia machista, se necesitan leyes, instrumentos y mecanismos que respalden los derechos de las mujeres a una vida sin maltrato de ningún tipo y que garanticen una atención diferenciada a estos casos, de un fuerte contenido discriminatorio y patriarcal.

Pero las leyes, aunque imprescindibles, no bastan. Se necesita también de operadoras y operadores de justicia libres de prejuicios y con conocimientos básicos para entender que una mujer calla el maltrato no porque sea "masoquista" o "le gusta que le peguen", sino debido a que está atrapada en el círculo de la violencia y no sabe salir de ese circuito sin ayuda, carece de suficiente autoestima y cree que debe obedecer y complacer; que muchas, efectivamente, retiran la denuncia, pero no lo hacen porque quieran o prefieran al maltratador, sino porque le temen, intuyen aún peores represalias o tienen que volver a su lado porque no tienen otro sitio a dónde ir.

Ayudar a reconocer las distintas formas de violencia, tejer redes de apoyo, atender y dar seguimiento a casos específicos y prevenir ese tipo de hechos en diversas comunidades son algunas de las acciones que despliegan organizaciones cubanas de inspiración cristiana en espacios urbanos y rurales.

Entre ellas destacan el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo-Cuba (CCRD-C), de Cárdenas, a 120 kilómetros de La Habana; y el Grupo de Reflexión y Solidaridad "Oscar Arnulfo Romero" (OAR), en la capital cubana, cuyas experiencias centraron el foro de OAR dedicado al tema "Violencia de género y el escenario religioso cubano. Buenas prácticas por la no violencia", el pasado 20 de noviembre.

La conciliación laboral y familiar, la promoción a cargos de dirección, las oportunidades de superación profesional y las condiciones de sus puestos de trabajo son algunas de las problemáticas que mujeres de distintos sectores de la economía identificaron como aspectos en los hay que seguir trabajando para promover la participación femenina en el universo empresarial cubano.

Aunque las cubanas tienen un alto nivel de calificación técnica y profesional, disfrutan de igual salario que los hombres por igual trabajo y cuentan con amparo legal para su desempeño laboral, todavía perviven brechas que limitan su desarrollo.

Como mejor conocen en su pueblo a Francisca Eugenia Milanés García es por los pregones que la acompañan. Es raro el día que a ella no se le escuche entonar un ocurrente anuncio para vender algún producto por su comunidad del municipio Yara, en la oriental provincia de Granma, a más de 740 kilómetros de La Habana.

"Lechuga fresquecita…acabadita de cosechar, a mano alzada y p'almorzar; la habichuela mantiene la salud buena; el cilantro a la sopa le da encanto; ají de cocina, condimento de comida…compra hoy para que no quieras mañana…", se le escucha vociferar con frecuencia, mientras mueve y muestra en su carreta los productos en venta.

Lunes, 25 Agosto 2014 15:38

The burden on caregivers

Most caregivers are median-age women who are not accounted for in statistical data and whose work often goes unnoticed.

Many have children and even grandchildren, have married more than once, and seem to be predestined to care for others.

Lunes, 18 Agosto 2014 15:18

Las cargas de las cuidadoras

Muchas transitan "la edad mediana" de la vida y hasta otras más avanzadas. Son mujeres que han trabajado mucho o lo siguen haciendo, dentro y fuera de casa, a veces completamente solas; otras, acompañadas.

No aparecen en estadísticas ni estudios cuantitativos y su función de cuidar a otras personas suele transcurrir en el anonimato. Pareciera que no tienen rostro, pero están en todas partes y son vitales por lo que hacen.

Lunes, 11 Agosto 2014 23:52

Desafíos de un país que envejece

Un numeroso grupo de personas ancianas haciendo ejercicios en un parque, a primera hora de la mañana, en lugar de niñas y niños corriendo y jugando, se ha convertido en escena cada vez más frecuente en el paisaje cubano.

El pronóstico de especialistas y demógrafos ya es una realidad para esta isla del Caribe: es mayor la población envejecida que la de niñas y niños.

Lunes, 21 Julio 2014 16:09

Red apoya el avance de mujeres rurales

Unas dirigen granjas de ganadería y son abanderadas de la técnica aplicada a la producción agropecuaria; mientras otras se encargan del huerto en casa o asumen el cuidado de la familia, de los animales y las labores domésticas, sin salario a cambio.

Las hay directamente vinculadas a la producción, como titulares en el arrendamiento de tierras o en cualquier otro puesto de trabajo, sea de maestra, médica o empleada de un banco.

Información adicional