“Contarlo para no olvidar”: periodismo y feminismo sobre las tablas

Tomado de Ameco Press [17-10-2020]
Imagen tomada de Ameco Press Imagen tomada de Ameco Press

Las reporteras Maruja Torres (Barcelona, 1943) y Mónica García Prieto (Badajoz, 1974) discuten sobre periodismo, feminismo y transformación social en una conversación publicada por la Revista 5W, como parte de su colección Voces de libros-diálogo en 2017. Ese fue el origen del libro que se llamó Contarlo para no olvidar. El texto toma vida en el escenario.

Mónica García Prieto define a Maruja Torres como el ejemplo de mujer transgresora, profesional libre y sin complejos, alejada de todo convencionalismo en un mundo dominado por hombres. Por su parte, Torres dice que Prieto tiene la esencia de la reportera que ella misma querría haber sido: una periodista especializada en los conflictos internacionales y que ha observado cómo se desarrolla la Historia ante sus ojos.
Ambas recuerdan sus primeras crónicas, dan una mirada histórica al mundo árabe, hablan de los cambios en la prensa, del machismo en las redacciones y de su pasión por contar el mundo y por querer saber más.
A partir de estas entrevistas se crea una puesta en escena con dos actrices que nos plantean: ¿Cuál es el contrato del periodista con quienes leen sus informaciones? ¿Y la responsabilidad de los medios? ¿Se está banalizando la información? Maruja Torres y Mónica García Prieto profundizan sobre estas preguntas con una visión crítica y honesta, en una conversación con momentos de humor, de enfado y de esperanza.

Adaptada y dirigida por Miguel Rellán, Contarlo para no olvidar se estrena de manera absoluta en la en la Sala Margarita Xirgu del Teatro Español. Del 8 de septiembre al 4 de octubre, Nuria Mencía y Nuria González protagonizan esta pieza teatral en la que dan vida a las reporteras Maruja Torres y Mónica García Prieto.
“Partimos de la base de que si a todos los que conocemos el texto nos interesa, fascina y perturba, parece lógico que también interese, fascine y perturbe al público. O al menos a una buena parte del público. Contarlo para no olvidar no ofrece soluciones ni da respuestas, pero creo que, como nos ocurre a nosotros y es una de las misiones del teatro, suscita preguntas. ¿Estamos informados o entretenidos? ¿La información supone conocimiento? ¿En el negocio de la información mandan las empresas? ¿Quién decide, entre la cantidad de cosas que ocurren en el mundo, cuáles son las que deben ser contadas, qué hechos deben convertirse en noticia? ¿Es verdad todo lo que nos cuentan? ¿Es cierto que vivimos en la época del titular y que casi nadie se interesa por la lectura de fondo? ¿Sirve de algo que se cuenten las atrocidades de las guerras? ¿Cómo aumentan los inconvenientes, las dificultades y el peligro cuando el corresponsal de guerra es una mujer?”, reflexiona Miguel Rellán.
En la obra se discute sobre periodismo, feminismo y transformación social, ya que estos temas y otros muchos son los protagonistas del debate entre las dos periodistas. La guerra, las empresas de comunicación, la prensa y el mercado periodístico, la información y la desinformación, la mujer corresponsal en los conflictos… Temas que afectan a todos los aspectos de la vida política y social. “El mundo se ha hecho enorme y complejo, y al mismo tiempo proclive a soluciones fáciles y rápidas”, dice Maruja Torres.
Las actrices Nuria Mencía y Nuria González serán las encargadas de dar voz a esta conversación y ponerse en la piel de Maruja Torres y Mónica García Prieto. Según el director, en este proyecto lo fundamental era que las actrices quisieran involucrarse hasta el fondo y sin reservas en la propuesta y “eso ha ocurrido con ellas, dos magníficas actrices con unas trayectorias apabullantes que desde el principio se entusiasmaron e hicieron suyo el proyecto. Y suyo es.”

Visto 13 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional