Por: Luis Toledo Sande

Ignorar que el lenguaje, expresión del pensamiento, encarna los valores y desvalores dominantes en la sociedad, lleva a comulgar con desigualdades que se perpetúan por inercia, y por la pasividad y las maniobras de los beneficiados. Si la atención a esa realidad en todas las esferas constituye un deber de la población en su conjunto, en el lenguaje es una responsabilidad particular para quienes tienen tareas profesionales que cumplir en él, cualquiera que sea el ámbito donde se desempeñen.

Determinados productos televisivos nacionales, y especialmente el mensaje de bien público -como creo suele nombrársele-, parecen estar hechos no solo para entretener y educar indistinta o simultáneamente, sino también para observar y valorar cómo se perciben algunas de las relaciones sociales en el país, comprobar en qué medida permanecen o desaparecen ciertos prejuicios y tabúes, apreciar hacia dónde se mueven distintas tendencias, ver qué nuevas maneras de expresarnos, de relacionarnos afloran.

Por: Sarah Babiker

Buenos Aires- Solo el 2% de las noticias relacionadas con violencia contra las mujeres durante el primer semestre de 2010 mencionaron la vulneración de un derecho humano, según un observatorio de medios presentado por una ong local.

Por: Andrés Monroy Gómez 

Bogotá – Colombia. La mayoría de medios de comunicación del mundo dieron cuenta de la celebración del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer” el 25 de noviembre. Abundaron los reportajes sobre actos conmemorativos de esta fecha en los que se divulgaron estadísticas de violencia sexual, social y política junto con testimonios de casos recientes en que las mujeres han sido sometidas a cualquier tipo de atropellos.

Información adicional