“La música es más que un ritual donde la comunidad reasegura su identidad mediante la celebración de valores compartidos: es un proceso estrechamente vinculado a la construcción de la realidad social misma. La música aporta una dimensión simbólica a la generación de nuevas realidades sociales, a partir de su capacidad de evocar la espontaneidad, con el fin de estimular la expresión de las necesidades sociales y personales que contrastan con el carácter represivo de la cultura y que reivindican la importancia de la naturaleza humana como elemento constitutivo de la vida social”.

Gerhard Steingress[1]

Retomo el tema de la música y su importancia en Cuba, para esbozar algunos elementos que denotan, con claridad, el sentido social que proyecta, así como la construcción de imaginarios que se legitiman y refuerzan cada día a través de esta manifestación artística. Al respecto, los medios de comunicación masiva adquieren un carácter particular. La dimensión de su alcance, muchas veces insospechada, trae como consecuencia la revitalización de mitos y la exacerbación de atributos que han sido asignados por la cultura y la tradición.

A finales de 2010 la Asociación Civil Artemisa Comunicación presentó los resultados de la segunda etapa de la investigación El aborto en la prensa gráfica argentina realizada por la en el marco del proyecto Acceso al aborto legal, seguro y gratuito, llevado adelante por Católicas por el Derecho a Decidir de Córdoba, con el apoyo de la Federación Internacional para la Planificación Familiar (IPPF).

Por: Sara Lovera

Para mí que los medios de comunicación, de gran calado o incidencia, siguen siendo una caja de resonancia del poder. No solamente somos excluidas o están mal tratados los temas en los que incursionamos, sino que además es desde las páginas de los medios donde todavía se nos mantiene en dos papeles centrales: la maternidad y como objetos sexuales.

Por: Lucía Rivadeneyra

Quien nunca en su vida haya visto una telenovela que lance la primera anécdota. Aunque sea de refilón, en alguna época de la vida hemos visto, si no una completa, por lo menos algún capítulo, aunque haya sido en la infancia, en la adolescencia, en la etapa adulta o en la senectud, en casa de algún amigo, vecino, familiar o en la propia.

Información adicional