Niños y niñas se encuentran expuestos de manera constante a la violencia mediáticaNiños y niñas se encuentran expuestos de manera constante a la violencia mediáticaPor: Elsa Lever M.

"Mientras más veo televisión, más me gusta Internet"

No sé quién está en crisis: la televisión o nosotros. Es la pregunta de siempre: ¿los medios son por nosotros, o nosotros somos así, por ellos? No recuerdo una época peor que ésta, y vaya que sí hemos tenido períodos difíciles. ¿Somos lo que consumimos? ¿Tenemos la televisión que nos merecemos?

En el segundo trimestre de 2010 la corresponsalía cubana de SEMlac realizó un sondeo entre sus suscriptores con el fin de evaluar los usos e impactos del servicio informativo mensual No a la violencia, creado en 2006 como parte del proyecto “Hacer visible la violencia”, con apoyo de Hivos, Cosude y Oxfam. Sondeos similares han sido realizados en los años 2007 y 2008.

Por: Luis Toledo Sande

Ignorar que el lenguaje, expresión del pensamiento, encarna los valores y desvalores dominantes en la sociedad, lleva a comulgar con desigualdades que se perpetúan por inercia, y por la pasividad y las maniobras de los beneficiados. Si la atención a esa realidad en todas las esferas constituye un deber de la población en su conjunto, en el lenguaje es una responsabilidad particular para quienes tienen tareas profesionales que cumplir en él, cualquiera que sea el ámbito donde se desempeñen.

Determinados productos televisivos nacionales, y especialmente el mensaje de bien público -como creo suele nombrársele-, parecen estar hechos no solo para entretener y educar indistinta o simultáneamente, sino también para observar y valorar cómo se perciben algunas de las relaciones sociales en el país, comprobar en qué medida permanecen o desaparecen ciertos prejuicios y tabúes, apreciar hacia dónde se mueven distintas tendencias, ver qué nuevas maneras de expresarnos, de relacionarnos afloran.

Información adicional