La autonomía de las mujeres en la vida privada y pública es fundamental para garantizar el ejercicio de sus derechos humanos. La capacidad para generar ingresos propios y controlar activos y recursos (autonomía económica), el control sobre su cuerpo (autonomía física), y su plena participación en las decisiones que afectan a sus vidas y a su colectividad (autonomía en la toma de decisiones), son los tres pilares de la igualdad de género y de una ciudadanía paritaria.

La oficina en Cuba de SEMlac realiza, al final de cada año, un monitoreo de las acciones que emprende en diferentes líneas de trabajo, como es el caso de su servicio mensual No a la Violencia, una iniciativa de comunicación y sensibilización, que cuenta con el apoyo de Hivos, Cosude y Oxfam.
Aunque el tema de la violencia de género ha empezado a ser tratado por los medios de comunicación en Cuba, sobre todo por la televisión y la radio, el acercamiento es aún muy limitado, insuficiente y asistemático.

Unas lloraron, otras rieron; la mayoría se emocionó. Se tendieron puentes, florecieron ideas, crecieron las reflexiones... A grandes rasgos, esa pudiera ser la descripción del encuentro protagonizado por las entrevistadas y el colectivo de realización del libro En primera persona, el viernes 5 de noviembre, en La Habana.

Información adicional