Por: Daisy Rubiera Castillo

Experiencia excepcional que puso sobre la mesa de la agenda pública el concepto de género, y con él, los estereotipos sexistas, los roles y atributos sexuales, las brechas de género, el trabajo invisible, el feminismo y, sobre todo, la autoestima, esa experiencia excepcional fue MAGÍN que iluminó espacios que permitieron a las "magineras" —como fuimos bautizadas por la brasileña Cristina Cavalcanti—, captar las expresiones de estereotipos sexistas de la cultura patriarcal existente.

Hace años, el experimentado presentador de televisión Fernando Guardado tira el "doble siete" cada domingo, para anunciar que "dentro de siete días, a las siete de la noche", vuelve el programa de la música campesina cubana Palmas y Cañas, a su habitual espacio del canal Tele Rebelde. A su lado, la también anfitriona Anabel Acosta, exageradamente zalamera y en ocasiones vulgar, sonríe a la par que lo acompaña en la conducción del espacio.

No decimos nada nuevo si señalamos que la publicidad es el principal condicionante del contenido de las revistas femeninas en muchas partes del mundo. Un contenido que determina en gran medida la imagen de mujer que estas publicaciones ofrecen. Por cierto, una imagen no muy distorsionada de la realidad dado el volumen de términos de audiencia y difusión de estas revistas.

Por: Amaia Aldamiz

Mónica Mayer es una de las artistas feministas más importantes de México. A lo largo de 30 años de trayectoria como artista visual, investigadora y crítica de arte, ha analizado, diseccionado y replanteado la imagen y arquetipos tradicionales con los que las mujeres lidian en la construcción de su identidad.

Información adicional