Una carcajada puede servir para naturalizar el machismo, la homofobia, el racismo y cualquier otra forma de discriminación, o rebelarse ante ellas. En Cuba, artistas y especialistas encuentran ambas opciones.

Pañuelos verdes por el aborto, campañas publicitarias que coquetearon con la búsqueda de la equidad, abanicos rojos por la inclusión de las mujeres en el cine, vestidos naranjas contra la violencia de género, la confirmación de las redes sociales como herramientas para estas batallas, el despertar de las gamers, “El violador eres tú”, repetido por todo el mundo. 2019 fue un año bien movido en asuntos de género y comunicación.
Desde América Latina hasta Europa, campañas, proyectos, iniciativas, denuncias y soluciones se abrieron paso en un mundo donde todavía queda mucho por hacer en materia de igualdad de género. La lista de errores, acosos, sexismos y discriminaciones que pobló medios de prensa, cine, videojuegos, publicidad, deporte y muchos otros espacios de la vida pública es tanto, o más larga, que la de las acciones en su contra. Sin embargo, no fue poco lo que se avanzó y bien vale la pena hacer recuento de los mejores ejemplos.

En 76 años sólo una mujer ha ganado el Globo de oro por dirección: Barbra Streisand en 1984 con “Yentl”. Era la primera película dirigida, producida, escrita y protagonizada por una mujer. Streisand se levantó orgullosa tras escuchar su nombre sobre el de realizadores como Ingmar Bergman y James L. Brooks.

Pasadas dos huelgas feministas con participación masiva y seis años desde el primer “Machismo y medios”, en 2013, acaba un año más y sigue habiendo material de sobra para este artículo: mujeres sin nombre, columnistas señoros y graves errores en la información sobre violencia de género en pareja. 2019 ha sido, encima, el año en que el machismo sin caretas de la extrema derecha entró en el Congreso. Hoy tiene 52 diputados, pero antes de lograr una representación institucional sin precedentes en democracia tuvo mucho espacio en los medios. Aquí tienen los titulares más machistas del 2019 en España.

Violencia de género en pareja

Da igual cuántos manuales sobre cómo abordar el tratamiento informativo de la violencia de género en pareja se hayan publicado: en 2019 hemos vuelto a ver titulares en los que “las mujeres mueren”. Son muchos, ocurre a menudo y, sí, en muchas ocasiones es el titular que se puede poner en un primer momento, cuando aún no se conocen detalles de los hechos.

El problema es que a la formulación “una mujer muere” le acompaña un relato en el que las víctimas se lo buscaron. Los verdugos quedan ocultos detrás de formas impersonales y los asesinatos sirven para cazar clics o se engloban en la sección “tendencias”.

Información adicional