En su sentido más llano, los lenguajes se definen como sistemas de comunicación compuestos por códigos, símbolos y signos, los cuales cobran significado en el contexto de las comunidades que los utilizan. Las complejas facultades de representación y comunicación que intervienen en el lenguaje son distintivas de los seres humanos y constituyen una de las claves del desarrollo de nuestra especie. A través de la palabra, oral o escrita, las sociedades transmiten ideas, sentimientos, modos de pensar y esquemas de percepción y valoración. Así, cuando se habla de comunicar con enfoque de género, o de hacer periodismo desde una perspectiva de género, a menudo pensamos, en primer lugar, en el lenguaje.

Tuvieron que pasar 56 años para que una mujer volviera a recibir el premio a mejor dirección en el Festival de Cannes. El premio entregado a la estadounidense Sofía Coppola por la película The Beguiled (La Seducción) ha sacado a relucir, en análisis posteriores, la baja participación de mujeres en el Festival durante su historia.

Para la fotógrafa cubana, Misladis González Barco, “deconstruir los discursos patriarcales sigue siendo un reto”, confiesa mientras conversamos sobre su más reciente experiencia como participante en el seminario “Luc Chessex en Cuba, miradas de género” que impartió ese reconocido artista del lente suizo el pasado mayo, organizado por Circuito Líquido con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude)-, la Consejería Cultural de la Embajada de España en Cuba y el Palacio del Segundo Cabo.

“Creamos una lata especial para reconocer a quien ignora rótulos, desafía los prejuicios y asume quién realmente es. Esta Coca es orgullo. Esta Coca es respeto. Esta Coca es Fanta”. Con este mensaje impreso, Coca-Cola Brasil distribuyó a los funcionarios de su sede en Río de Janeiro latas del más popular refresco del mundo como parte de una acción interna en apoyo al día del “orgullo gay”.

Información adicional