Poner a discusión actos tan naturalizados en Cuba como el piropo y el acoso callejero y conectarlos con la violencia hacia las mujeres y las jóvenes ha sido el primer paso de Evoluciona, una campaña de comunicación que, con solo seis meses de puesta en marcha, ya va marcando algunos hitos entre las juventudes.

El cine cubano necesita más personajes y temas que ayuden a desmontar los estereotipos que sostienen las discriminaciones por motivos de género, orientación sexual e identidad de género, trascendió en un encuentro en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), el 13 de mayo, como parte de la 12 Jornada cubana contra la Homofobia y la Transfobia.

La humanidad, desde sus orígenes, necesitó plasmar en diversos soportes todo lo que acontecía a su alrededor, en la naturaleza y en sí mismo; dejar constancia de su paso por el mundo. La fotografía resultó, en el devenir histórico, una de las sendas por las que el ser humano testimonió su evolución.

La acción, el movimiento, los disparos, salvar al mundo de catástrofes naturales, terroristas o invasiones varias han sido generalmente cosas de hombres en la vida y en el cine. Ese héroe de armadura reluciente que impide la catástrofe y luego como premio se queda con la chica admite múltiples variables a lo largo de la historia. Tarzán, los espadachines y piratas interpretados por Errol Flynn, Ben Hur, Espartaco, Rambo, Rocky o los protagonistas de las primeras películas de La guerra de las galaxias han inundado las pantallas, reforzando un orden simbólico en el que los hombres actúan y las mujeres esperan y son menos importantes.

Información adicional