Mantener y ampliar la formación en género y comunicación es una necesidad constante para profesionales de la prensa y la comunicación pública en Cuba.

La tendencia histórica a considerar al varón como el referente de la raza humana ha generado una ausencia de datos sobre el género femenino, desde la medicina al diseño del transporte o la economía, que no solo discrimina a la mujer sino que pone en peligro su vida.

Esta es la tesis del libro "La mujer invisible" (Seix Barral), donde la autora británica de origen argentino Caroline Criado-Pérez demuestra cómo este sesgo masculino ignora las necesidades del 50 % de la población y perjudica "a toda la sociedad".

En una entrevista con Efe, la escritora, éxito de ventas en el Reino Unido y conocida por campañas feministas como la que puso el rostro de una mujer en los billetes británicos (aparte de la reina), insta a "actuar ya" para revertir esta desigualdad, que se refleja también en la cultura y el lenguaje e impide que exista "una verdadera meritocracia".

¿Tienen los hombres un mayor sentido del humor que las mujeres? ¿Por qué existen en Cuba y en el mundo pocas mujeres que se dediquen al humor? ¿Siempre fue así? Estas preguntas fueron eje motivador del II Taller Nacional Prensa, Humor e Identidad, celebrado en enero en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Una carcajada puede servir para naturalizar el machismo, la homofobia, el racismo y cualquier otra forma de discriminación, o rebelarse ante ellas. En Cuba, artistas y especialistas encuentran ambas opciones.

Página 1 de 99

Información adicional