Debates

Comunidad LGBTIQ y covid-19: respuestas a la pandemia


Ernesto Betancourt Oliva

Ernesto Betancourt Oliva, médico y activista


  1. ¿Cómo afecta la Covid-19 a las personas LGBTIQ? ¿Crees que existen situaciones relacionadas con la homofobia que las pone en desventaja ante la emergencia sanitaria?

    No tengo referencias concretas. Como profesional de la salud, sí puedo afirmar que durante el ejercicio práctico de los protocolos de actuación ante pacientes sospechosos y/o confirmados de coronavirus, se atienden de igual forma a todas las personas, sin importar su orientación sexual o identidad de género. No obstante, la subjetividad de los profesionales de la salud continúa permeada de prejuicios y concepciones seudocientíficas ancladas en el pasado, lo cual obedece en gran medida a la anémica formación durante el pre y el postgrado en cuanto a los temas de diversidad y derechos sexuales.

  2. Por otra parte, hay personas LGBTIQ en la línea roja de enfrentamiento a la epidemia como parte del personal de salud y también del voluntariado. ¿Cuál ha sido tu experiencia? Teniendo en cuenta que muchas veces la ciudadanía y la participación social de l

    Soy un joven doctor graduado hace menos de un año, residente de primer año de la especialidad de Medicina General Integral (MGI). Cuando se detectaron los primeros casos de la enfermedad en el país, me estaba desempeñando como médico de familia en un consultorio médico; entonces me propusieron formar parte del equipo de trabajo que atendería de manera específica los casos de enfermedades respiratorias en mi área de salud. Al igual que muchos otros jóvenes residentes, me incorporé consciente de la responsabilidad y el riesgo que asumía, pero a la vez muy satisfecho por ejercer mi deber profesional en esta decisiva tarea. Estoy orgulloso por haber decidido formar parte del equipo médico que atendió directamente los casos de pacientes sospechosos de coronavirus, cuando la incertidumbre sobre el desarrollo de la epidemia era notable. Me siento más dispuesto y mejor preparado para cooperar en esta y cualquier otra emergencia sanitaria.

  3. Existen experiencias de apoyo al interior de la comunidad. ¿Cuánto crees que han aportado los años de activismo LGBTIQ en Cuba a estas iniciativas?

    No tengo referencias.

  4. La emergencia sanitaria ha puesto en pausa a la sociedad cubana y al mundo. ¿Cuánto puede afectar o beneficiar esta situación para el desarrollo de la agenda LGBTIQ en Cuba, teniendo en cuenta que el próximo año se presenta el código de familia.

    Para mí es lógico comprender que se posponga el debate legislativo y popular referente al futuro Código de las Familias, hasta que las condiciones sanitarias permitan su realización. El Código forma parte del cronograma legislativo que arrancó en nuestro país a partir de la aprobación de la nueva Constitución, y debido al impacto de la Covid-19 este proceso de forma general se ha pospuesto, sin haberse especificado un aplazamiento significativo y distintivo del Código con respecto a las restantes normativas.

    A mi juicio, este nuevo periodo de tiempo constituye una valiosa oportunidad que debe ser aprovechada por los actores políticos y sociales involucrados en la agenda LGBTIQ en Cuba, con el propósito de realizar acciones que visibilicen su activismo, que movilicen mediante información coherente y científica el estado de opinión popular hacia una actitud favorable al reconocimiento y respeto de estos derechos, que desarticulen y contrarresten el discurso de odio de la falange evangélica en Cuba, partiendo de que un referéndum donde se sometan los derechos de las minorías LGBTIQ a la aprobación de una mayoría cisheteronormativa constituye un acto violento y, a la vez, contradice el espíritu de los derechos ya reconocidos en la actual Carta Magna, los cuales se verían vulnerados de forma contradictoria ante un resultado que fuese inconstitucional.

Información adicional