Debates

Comunidad LGBTIQ y covid-19: respuestas a la pandemia


Yivi Cruz Suárez

Activista y lídereza religiosa en la provincia Matanzas.


  1. ¿Cómo afecta la Covid-19 a las personas LGBTIQ? ¿Crees que existen situaciones relacionadas con la homofobia que las pone en desventaja ante la emergencia sanitaria?

    Esta situación de emergencia ha sido difícil para todas las personas, más aún para las minorías y entre ellas la población infantil y anciana.

    En el caso de las personas LGBTIQ no es diferente, al encontrarse en el grupo de las minorías, también sufren de desventajas. Ejemplo de esto: al vivir en núcleos familiares diversos, donde existe machismo y violencia, pueden existir manifestaciones de homofobia por parte de familiares.

    El confinamiento también ha traído estrés y depresión, los estilos de vida de las personas han cambiado.

    Muchas veces las personas LGBTIQ buscan opciones de vida para huir de ese círculo de violencia que le genera la familia o los centros de estudios o de trabajo.

    Pueden existir manifestaciones de homofobia en centros laborales, ahora con la reducción de plantillas, puede que esa sea una excusa para que personas con poder o en puestos de trabajo decisivos con posturas homofóbicas puedan atribuirse decisiones de este tipo sobre personas de la comunidad

  2. Por otra parte, hay personas LGBTIQ en la línea roja de enfrentamiento a la epidemia como parte del personal de salud y también del voluntariado. ¿Cuál ha sido tu experiencia? Teniendo en cuenta que muchas veces la ciudadanía y la participación social de l

    En todas las épocas, las personas LGBTIQ han estado insertadas en todos los sectores de la sociedad y ahora tampoco son ajenas a la pandemia.

    Desde mi experiencia en los primeros meses de la cuarentena en Cuba, nuestra iglesia estuvo apoyando, junto a la vecindad y la enfermera de la comunidad barrial, a personas ancianas que vivían solas en la entrega de nasobucos, alimentos y aseo.

    La iglesia también brindó espacios de acompañamiento pastoral y litúrgico a través de las redes sociales, dando un seguimiento a personas de la comunidad género diversa de otros lugares del país que estaban pasando por procesos de depresión debido al confinamiento.

    Conocemos de testimonios de personal de enfermería y voluntariado que estuvieron trabajando en la zona roja, quienes también defendieron su participación social y su responsabilidad ciudadana desde su espacio laboral.

  3. Existen experiencias de apoyo al interior de la comunidad. ¿Cuánto crees que han aportado los años de activismo LGBTIQ en Cuba a estas iniciativas?

    En estos últimos tiempos de crisis en nuestro país, tanto sanitaria como económica, se han podido constatar iniciativas surgidas desde los grupos LGBTIQ. En mi opinión, con el paso de los años el activismo se ha ampliado hacia todos los sectores de la sociedad y mediante las redes sociales, fomentándose y creando unidad a través de la sensibilidad y la ayuda.

    He conocido de experiencias de grupos de activismo que han rediseñado otras maneras de lucha, una lucha desde el servicio y los valores de estar al lado de las personas más necesitadas, un activismo desde la ternura, de acoger y abrazar a los grupos más vulnerables.

    Estas iniciativas han surgido de grupos como la Red TransCuba perteneciente al Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), el Proyecto AfroAtenas del Callejón de las Tradiciones de Matanzas, la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) de Matanzas, Proyecto Casa Tomada MirArte, Proyecto Alianza Afrocubana y otros.

  4. La emergencia sanitaria ha puesto en pausa a la sociedad cubana y al mundo. ¿Cuánto puede afectar o beneficiar esta situación para el desarrollo de la agenda LGBTIQ en Cuba, teniendo en cuenta que el próximo año se presenta el código de familia.

    La Covid-19 ha puesto en parada toda la vida en desarrollo de nuestro país. Hemos tenido que desaprender y aprender formas nuevas de comunicación. Muchas actividades se han tenido que ejecutar y desarrollar por las redes sociales y, a la misma vez, estas se han convertido en trincheras globales de trabajo.

    Esto ha traído como beneficio una mayor libertad de expresión y debates públicos en diferentes plataformas digitales; se promueven eventos de activistas y proyectos que permiten la interacción entre personas, incluso desconocidas, desde todas las partes de mundo.

    Aunque existe una expansión comunicacional, también hay muchas personas que no tienen acceso a las redes y se quedan en desventaja respecto a lo que está pasando en el país para impulsar una estrategia de lucha a favor del Código de las Familias.

    Por otra parte, en este momento, la mayoría de las personas estamos inmersas en darle solución a la economía de nuestros hogares y de la situación de nuestro país.

Información adicional